• Cámara al Hombro: México, Mujeres indígenas de Chiapas sufren doble discriminación
miércoles, 9 de enero de 2019 23:18

Los indicadores sociales en México muestran un lento avance en estados como Chiapas (sur), donde aún persiste la discriminación hacia las mujeres.

Las autoridades tienen grandes retos por delante para proteger y promover los derechos de las mujeres y niñas, y especialmente de las mujeres indígenas, quienes sufren más discriminación por su identidad étnica y su condición de género.

De acuerdo con la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI, por sus siglas en inglés), México ocupa el octavo lugar en el mundo entre los países con la mayor cantidad de pueblos indígenas.

En el territorio nacional, el estado de Chiapas, junto con Oaxaca (sur), concentra el 75 por ciento de la población de origen étnico en México. De ese porcentaje, la mayoría son mujeres; se trata de la población más violentada en sus derechos fundamentales, coinciden especialistas y organizaciones sociales.

Tal es el caso de Catalina, una indígena de Chiapas que desde hace más de dos años tuvo que huir de su lugar de origen por problemas políticos. Ahora vive desplazada y tiene que ganarse el pan de cada día, pero asegura que la discriminación por ser mujer e indígena no la ha dejado avanzar.

La CDI afirma que México es el segundo país de América Latina, después de Perú, con el mayor volumen de población de origen étnico, la cual reside fundamentalmente en zonas rurales y de alta marginación. Estas dos características se suman al régimen de usos y costumbres que se viven en esas comunidades, en donde las mujeres no tienen voz para la toma de decisiones.

El monto de la población indígena mexicana, conforme a la CDI, rebasa la cantidad de habitantes de países como Bolivia, Cuba, Ecuador, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Panamá, República Dominicana y Uruguay.

La mayoría de las mujeres indígenas tiene que soportar arduas horas de trabajo, pues, por lo general, solo las emplean en cuestiones domésticas.

Según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), el 76 por ciento de la población indígena no puede satisfacer con sus ingresos el conjunto de necesidades de alimentación, bienes y servicios básicos. Y en el caso de las mujeres cuesta mucho más, pues la mayoría de ellas no tiene educación para buscar un mejor empleo.

Las mujeres indígenas en México, y concretamente en Chiapas, sufren de una doble discriminación por el género y el origen étnico.

Ellas esperan que las próximas autoridades federales en el país puedan realizar políticas públicas que no solo las defiendan, sino que a su vez las dignifiquen.

Lizeth Coello, Chiapas.

mhn/anz/rba

Comentarios