Hezbolá conoce el puerto de Haifa más que el de Beirut