Inquietud lógica de EEUU: Los S-400 rusos vendidos a Turquía desbancarán a sus F-35