Ofensa de Macron al Islam, la eclosión de un nuevo fascismo occidental