Presidencia palestina: Agresión israelí cruza todas las líneas rojas