Rohani considera una ‘gran victoria’ gestionar el país sin petróleo