Televisión neoliberal: arma mortal de desinformación