Maduro considera oficina de Bachelet como “enemiga” de Venezuela