• Cámara al Hombro: Matanza de Pativilca podría devolver a la cárcel a Fujimori
miércoles, 21 de marzo de 2018 4:45

Pese a haber sido indultado por Pedro Pablo Kuczynski, Alberto Fujimori podría volver a prisión. Esto porque en las próximas semanas la Sala Penal Nacional decidirá si el expresidente sigue acusado como autor mediato del caso Pativilca, un crimen aún en proceso y al que no alcanza la gracia presidencial.

Pativilca es un distrito de Barranca ubicado a 200 kilómetros al norte de Lima (capital de Perú). Este pueblo de agricultores esconde entre su cañales uno de los crímenes más violentos cometidos en el mandato de Alberto Fujimori, un asesinato  que podría devolverlo a la cárcel.

En los primeros años de los noventa, varios caseríos de esta zona estratégica para el traslado de personas y mercancías, fueron tomados por Sendero Luminoso, el sanguinario grupo terrorista liderado por Abimael Guzmán. Los subversivos intentaron imponer a los pobladores sus ideas violentistas. Enrique Jaramillo, uno de los ancianos que aún viven en el pueblo, recuerda aquella época.

El terror en Pativilca llegó a su cúspide cuando los senderistas asesinaron a la alcaldesa Carmen Velásquez en 1991. Para combatir la subversión, el exjefe del Ejército, Nicolás Hermoza Ríos, envió  a la zona al temido Grupo Colina, autores de las matanzas de la Cantuta y Barrios Altos, y que operaban bajo las órdenes de Vladimiro Montesinos y de Alberto Fujimori. Los colinas fueron por los senderistas pero atacaron a las personas equivocadas.

Según el expediente judicial, en la noche del asesinato, cuatro encapuchados del destacamento y una mujer de baja estatura ingresaron a los domicilios de John Calderón Ríos, Toribio Ortiz Aponte,  Felandro Castillo Manrique, Pedro Agüero Rivera, Ernesto Arias Velásquez y César Rodríguez Esquivel, jóvenes agricultores a quienes un empresario acusó sin pruebas de senderistas. Tras reducir a sus familiares, los agentes del Grupo Colina secuestraron a los campesinos. 

Luego de una infructífera búsqueda por las zonas aledañas, los padres encontraron los cuerpos torturados de sus hijos.  

Años después, los agentes del Grupo Colina fueron condenados a prisión al igual que el propio Fujimori y Vladimiro Montesinos. Sin embargo, el caso de Pativilca estuvo oculto durante mucho tiempo y no se incluyó en la sentencia. Por eso, pese a su excarcelación merced al indulto humanitario dado por Pedro Pablo Kuczynski, Fujimori está comprometido con la masacre, donde se le acusa de ser autor mediato.

En las próximas semanas, los jueces de sala penal nacional se pronunciarán sobre la responsabilidad de Fujimori en el caso Pativilca. De hallarlo culpable, y si la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) observa la legalidad del indulto, el único camino que tendría Fujimori sería volver a la cárcel o huir del país, tal como hizo en el año  2000.

kmd/ncl/alg

Comentarios