• Cámara al Hombro: Jóvenes de Guatemala sin oportunidad de empleo en un país en plana crisis de inversiones
domingo, 1 de julio de 2018 4:10

En Guatemala miles de jóvenes se encuentran sin trabajo, lo que según las organizaciones de la sociedad civil, causa que gran parte de ellos sean presa fácil del crimen organizado.

Ni las autoridades estatales ni la iniciativa privada en Guatemala han sido capaces de dinamizar la economía para darle solución a uno de los problemas más endémicos del país: el desempleo. Cada año, salen de los colegios e institutos públicos y privados decenas de miles de jóvenes graduados de nivel medio, pero solo unos obtienen un empleo.

En 2017, el Gobierno de Guatemala impulsó un programa que pretende que en 15 años se reduzca de manera sustancial la falta de empleos.

No obstante, el sector empresarial no está del todo satisfecho con las instituciones del Estado sobre todo porque la Corte de Constitucionalidad (CC) suspendió desde hace casi nueve meses las operaciones de una de las empresas mineras más grandes que operan en Guatemala en una de las reservas de plata más grandes del mundo.

El cierre de la mina ahuyenta la inversión extranjera y provoca despidos masivos, subraya el sector empresarial. La cantidad de guatemaltecos que tiene acceso a un trabajo digno se reduce cada vez mas y ello se puede comprobar con la cantidad de trabajadores que cuenta con prestaciones laborales.

Una fórmula para saber cuántas personas integran el mercado laboral formal en Guatemala es determinar quiénes pagan seguro social, y de acuerdo a cifras del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) tan solo el 30 % aproximadamente de personas laboralmente activas aporta a dicho seguro.

Guatemala es un país relativamente joven, el promedio de personas menores a 30 años es del 65 %, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), sin embargo, los jóvenes que recién salen a querer integrarse al mercado laboral se encuentran con problemas de una formación académica y técnica muy débil.

La deficiente formación académica se ve reflejada cuando en la universidad estatal son rechazados la mayoría de aspirantes a estudios superiores.

De 15 000 aspirantes a estudiar ciencias de la comunicación, la universidad solo acepta 300, la situación para los jóvenes es por demás difícil en Guatemala, un ejemplo de ello es una joven de 20 años que intentó buscar el denominado “sueño americano” para desarrollarse como persona, pues en Guatemala no encontró empleo ni pudo entrar a la universidad, murió asesinada por agentes fronterizos en Estados Unidos.

La mayor parte de guatemaltecos sin estudios ni formación técnica se dedican a actividades poco remuneradas, incluso la delincuencia común y organizada aprovecha esta situación para integrarlos a sus filas.

Miguel Salay, Ciudad de Guatemala.

mhn/ctl/mjs

Comentarios