• Cámara al Hombro - Los migrantes afganos en Irán
sábado, 10 de septiembre de 2016 3:21

Afganistán es un país que ha sido escenario de numerosas invasiones y guerras a lo largo de su historia.

La inestabilidad política y en materia de seguridad que ha sufrido su pueblo ha provocado que muchos hayan tenido que abandonar su hogar y sus propiedades en busca de mejores condiciones de vida.

Como país vecino y con una historia y cultura en común, Irán ha sido el principal receptor de gran parte de su población, la cual lo ha considerado como una segunda patria. Al respecto, nuestra corresponsal en Teherán, Samaneh Kachui, nos ha preparado este material.

Fue lo que experimentaron los afganos desde 1996 cuando el grupo terrorista de los Talibanes se esparció por todo el país. Violaciones, ejecuciones, saqueos habían echado su sombra a la vida, dejando sólo un remedio para sobrevivir: abandonar la patria.

Ante la necesidad de un refugio en otros rincones del mundo; Irán abrió de nuevo sus puertas a los refugiados afganos. En 1978, ya se las había abierto. En ese entonces, escapaban de la guerra soviética en Afganistán y la posterior guerra civil.

Si bien, EEUU asegura haber derrotado a los Talibanes en 2001, tras haber invadido con sus aliados Afangistán, las cosas no son así, en la realidad. La inseguridad sigue vigente.

La escuela secundaria internacional de Imam Reza fue construida en el año 2014. Es un proyecto realizado con la ayuda y la participación del Ministerio de Educación de Irán, Alto Comisionado de la ONU para los refugiados, así como la ayuda de los pueblos de Alemania, Japón y la Unión Europea.

Si bien, la lengua, cultura y religión comunes despertaron el mayor interés de los afganos a emigrar hacia Irán, la integración de los inmigrantes en la sociedad anfitriona es uno de los desafíos a los que se enfrenta cualquier país.

Así, las buenas noticias continúan para unos tres millones de afganos residentes en Irán. La prensa anunció en junio de 2016, que el Gobierno iraní declaró gratis las matriculas de los estudiantes afganos.

El Gobierno de Irán gasta anualmente, más de 200 millones de dólares para los estudiantes extranjeros. De esta cifra sólo siete millones se recaudaron  del pago de las matriculas.

Diversas entidades internacionales y gobiernos siempre elogian la conducta de Irán hacia los inmigrantes. Como ejemplo: el Alto Comisionado de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para los refugiados sólo contribuye con alrededor de un millón de dólares en este caso, pues, Irán decidió asumir los más de 200 millones por sí solo.

akm/ncl/msf

Comentarios