• Donald Trump entrega su pluma al premier israelí tras firmar un decreto que reconoce altos del Golán como israelíes, 25 de marzo de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 12 de agosto de 2019 14:35
Actualizada: lunes, 12 de agosto de 2019 17:50

El premier de Israel intenta recibir el apoyo oficial de Trump a la anexión de parte de la Cisjordania ocupada antes de los comicios generales de septiembre.

Así sugiere un informe publicado el domingo por el diario The Times of Israel, que cita a funcionarios de la oficina del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, quien en abril pasado prometió comenzar a extender el control del régimen de Tel Aviv sobre la Cisjordania ocupada, de ganar los comicios del 9 de abril.

Likud, partido de Netanyahu, aprobó en diciembre de 2017 por unanimidad una resolución no vinculante para ampliar la soberanía israelí a los asentamientos ilegales de ciertos sectores de Cisjordania, pese a las críticas, la rotunda oposición de los palestinos y la flagrante violación del derecho internacional.

Según el rotativo israelí, la oficina de Netanyahu está en la actualidad presionando para obtener el apoyo oficial del presidente estadounidense, Donald Trump, a la extensión del control de Israel sobre Cisjordania, en busca de asegurar un sólido apoyo de los votantes de derecha con vistas a las elecciones generales del próximo 17 de septiembre.

Antes de las elecciones (israelíes del próximo septiembre), algo sucederá. El presidente (de EE.UU., Donald) Trump repetirá las declaraciones de Friedman y Greenblatt en sus propias palabras. Probablemente será dramático”, dice de forma anónima una fuente de la oficina del primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, sobre el eventual apoyo oficial de la Administración estadounidense a la anexión de parte de Cisjordania por Israel.

“Antes de las elecciones, algo sucederá. El presidente Trump repetirá las declaraciones de Friedman y Greenblatt en sus propias palabras. Probablemente será dramático”, dice de forma anónima una fuente de la oficina del primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu.

La fuente así alude a las declaraciones anteriores del embajador de EE.UU. en los territorios ocupados, David Friedman, y el enviado especial del Gobierno estadounidense para Oriente Medio, Jason Greenblatt, quienes plantearon la posibilidad de que Washington respalde los reclamos israelíes sobre ciertas partes de Cisjordania.

LEER MÁS: EEUU: Israel tiene derecho a anexarse partes de Cisjordania

Por su parte, el portavoz del consejo colono de la Cisjordania ocupada, Yigal Dilmoni, recientemente dijo a The Times of Israel que el apoyo de Trump a la medida es solo cuestión de tiempo.

El canal 12 de la televisión israelí reveló en mayo pasado que el llamado “acuerdo del siglo”, impulsado por Trump, en busca de un presunto fin del conflicto israelo-palestino, prevé reconocer la soberanía de Israel sobre partes de la Cisjordania ocupada.

Si EE.UU. cumple con ese deseo de Israel, esto marcaría el tercer apoyo de este tipo de la Administración estadounidense al régimen de Tel Aviv en menos de dos años, después de que  EE.UU. reconociera unilateralmente la ciudad palestina de Al-Quds (Jerusalén) como la capital de Israel en 2017 y el control israelí sobre los altos del Golán sirios a principios de 2019.

Israel ha autorizado la construcción de miles de viviendas ilegales para los colonos en la Cisjordania ocupada. Además, ha emitido más de 1150 órdenes de confiscación de tierras palestinas en Cisjordania tras la Guerra de los Seis Días de 1967, según un informe publicado el pasado mes de marzo por el diario israelí Haaretz. Desde la llegada de Trump, ese robo de tierras palestinas tomó un ritmo sin precedentes. 

LEER MÁS: Israel aprueba la construcción de 2300 nuevas casas en Cisjordania

LEER MÁS: EEUU se niega a condenar plan expansionista israelí en Cisjordania

Las autoridades palestinas ya han advertido que si Netanyahu materializa su plan sobre la anexión de Cisjordania, Palestina perseguirá una respuesta colectiva de la comunidad internacional al respecto.

Palestina, de igual modo, ha denunciado el papel de Estados Unidos como mediador de la paz en el conflicto entre los palestinos e israelíes, acusando a Washington de parcialidad hacia el régimen de Tel Aviv, la cual ha quedado evidente tras los anuncios de Trump sobre el estatus de Al-Quds y los altos del Golán.

tqi/ctl/mjs

Comentarios