• El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, en el Kremlin, Moscú el 4 de abril de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 7 de abril de 2019 0:36
Actualizada: domingo, 7 de abril de 2019 1:53

El premier israelí, Benjamín Netanyahu, promete la anexión al régimen israelí de más territorios ocupados palestinos, si su partido gana los comicios del martes.

A tres días de las elecciones legislativas, el primer ministro israelí ha declarado este sábado que comenzará a extender el control del régimen de Tel Aviv sobre Cisjordania ocupada, si es reelegido en los comicios del 9 de abril.

“¿Quién dice que no lo voy a hacer? Sí, extenderé la soberanía”, ha respondido Netanyahu, al ser cuestionado por qué durante sus diez años al frente del régimen de Tel Aviv no ordenó la anexión del asentamiento de Maale Adumim (al este de Al-Quds) y del bloque de colonias de Gush Etzion (al sureste de Beit Lahm).

Tras alardear que ha logrado que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reconociera la soberanía israelí sobre el territorio sirio de los altos del Golán, ocupado por Israel desde 1967, ha insistido en que “seguiremos adelante con la próxima fase”.

Netanyahu también ha prometido aplicar “la soberanía (israelí) sin hacer distinciones entre los bloques de asentamientos y las colonias aisladas, porque cada uno forma parte de Israel y no los pondremos bajo soberanía palestina”.

Asimismo, asegura haber comunicado al presidente de Estados Unidos de que el régimen de Tel Aviv rechazará, en el marco de un futuro plan de paz con los palestinos, hacer salir “ni siquiera a una sola persona” de las colonias de colonos judíos.

Seguiremos adelante con la próxima fase. Sí, extenderé la soberanía”, ha subrayado el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, al ser preguntado si daría el paso de absorber los asentamientos cisjordanos.

 

Durante la entrevista, Netanyahu se ha mostrado claramente en contra de la creación de un Estado palestino. “Un Estado palestino pondría en peligro nuestra existencia”, ha afirmado para después señalar que no dividirá la ciudad de Al-Quds (Jerusalén) ni evacuará ninguna comunidad y garantizará que Israel controle el territorio al oeste del río Jordan.

Las colonias instaladas en los territorios palestinos ocupados por Israel desde 1967 son ilegales desde el punto de vista del derecho internacional y una gran parte de la comunidad internacional las ve como un gran obstáculo para la paz. Su anexión podría significar la muerte definitiva de la solución conocida como “de dos Estados”, es decir la creación de un Estado palestino junto a uno israelí.

Con la llegada al poder de Trump en Estados Unidos y debido a los amplios apoyos de este a Israel y en especial su decisión de reconocer a la ciudad palestina de Al-Quds como capital israelí, las autoridades del régimen de Tel Aviv, respaldadas por el apoyo incondicional de la Casa Blanca, han impulsado en los últimos meses varias medidas fuertemente criticadas y de carácter ilegal como la apropiación de más tierras palestinas.

lvs/ncl/fdd/rba

Comentarios