• Soldados estadounidenses desplegados en las fronteras sureñas de EE.UU. instalan cables de protección a lo largo del Río Grande en la frontera con México, 2 de noviembre de 2018. (Fuente: AFP)
Publicada: domingo, 4 de noviembre de 2018 1:38

El despliegue militar en las fronteras de EE.UU. con México, anunciado por el presidente Donald Trump, podría costar 200 millones de dólares.

Esta cantidad, conforme estimaciones de analistas consultados este sábado por el diario estadounidense Washington Post, es lo mínimo que habría gastado la Administración de Trump para enviar sus fuerzas a la frontera, con la misión de frenar la caravana de migrantes centroamericanos que avanzan hacia EE.UU.

Este despliegue de fuerzas armadas no es bien visto por veteranos y legisladores demócratas, quienes se han quejado del malgasto de dólares en lo que describen un ardid políticamente motivado antes de las elecciones intermedias en Estados Unidos.

“En lugar de trabajar de manera bipartidista para realizar reformas integrales, de sentido común y humanitarias a nuestro sistema de inmigración, el presidente continúa recurriendo al miedo y utiliza los recursos y el personal del (Pentágono) como un medio para impulsar su preocupante agenda contra la inmigración”, dice una carta de más de 100 legisladores demócratas dirigida al secretario de Defensa, James Mattis.

En lugar de trabajar de manera bipartidista para realizar reformas integrales, de sentido común y humanitarias a nuestro sistema de inmigración, el presidente continúa recurriendo al miedo y utiliza los recursos y el personal del (Pentágono) como un medio para impulsar su preocupante agenda contra la inmigración”, dice una carta de más de 100 legisladores demócratas dirigida al secretario de Defensa, James Mattis, sobre el despliegue de 15 000 soldados en la frontera con México para evitar la entrada de migrantes a EE.UU.

 

El exjefe del Estado Mayor Conjunto, el general retirado Martin Dempsey, también denunció la decisión del presidente Trump, describiendo el despliegue en un mensaje en Twitter como “un desperdicio”, al manifestar que los marines y otros militares norteamericanos ya estaban sobrecargados.

No obstante, el anuncio de Trump ha sido defendido enérgicamente por la Casa Blanca, argumentando que es necesario para controlar “de manera efectiva y segura” la posible llegada de los 7000 migrantes, que van en caravana rumbo a EE.UU.

Esta cifra, sin embargo, disminuirá significativamente cuando los migrantes lleguen a la frontera estadounidense. Documentos de planificación militar predijeron que solo el 20 % de los migrantes, o aproximadamente 1400, podrían completar el viaje a la frontera. Esto generó dudas sobre el tamaño del despliegue.

Desde la partida de los migrantes, Trump advirtió del despliegue militar para impedir su entrada al suelo estadounidense: en un principio se anunció el desplazamiento de unos 5000 soldados, pero este número se elevó a 15 000. Los migrantes, no obstante, siguen avanzando, sin prestar atención a las amenazas del inquilino de la Casa Blanca.

zss/ncl/mjs/mkh

Comentarios