• Cañones de agua rocían a manifestantes durante protesta contra el presidente chileno Sebastián Piñera, Santiago, 21 de febrero de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 22 de febrero de 2020 8:03
Actualizada: sábado, 22 de febrero de 2020 9:24

La Policía de Chile gastó más de siete millones de litros de agua potable, disparando con carros lanza aguas durante cuatro meses para reprimir a manifestantes.

Carabineros ha gastado 7 776 000 litros de agua en manifestaciones desde el estallido social el 18 de octubre de 2019”, reveló el viernes el diario chileno La Segunda.

Según la investigación del diario chileno, desde el inicio de las protestas se realizaron 18 manifestaciones importantes en que actuaron los llamados carros lanza aguas en Chile, y en cada una de ellas la policía envió cuatro carros para actuar por lo menos durante tres horas, y en cada uno de ellos se disparó 600 litros de líquido por minuto.

El Gobierno chileno, presidido por Sebastián Piñera, tomó estas medidas mientras Chile atraviesa actualmente la mayor crisis hídrica de su historia.

Cabe mencionar que el año pasado fue el más seco desde que se tienen registros de pluviometría y que ya existen pequeñas localidades en el país como Vichuquén (centro sur) que debieron racionar el agua para consumo humano.

 

El vocero del Movimiento de Defensa del Agua, Rodrigo Mondaca, dijo al diario local que “la situación de Carabineros es dantesca, considerando que el Gobierno acaba de hacer anuncios donde se plantea la necesidad de reutilizar el agua y usarla de forma estacional”.

De acuerdo con el informe del miércoles del Instituto Nacional de Derechos Humanos de Chile (INDH), desde el 18 de octubre de 2019, fecha en que comenzó una seguidilla de manifestaciones ciudadanas protestando contra la desigualdad en el país sudamericano, 10 365 personas han sido detenidas en comisarías desde el día antes del inicio de las protestas sociales, de las que 1249 son niños o adolescentes.

El INDH, también, contabiliza 3765 personas heridas, de las cuales 445 sufren lesiones oculares a causa de los balines de goma disparados por agentes policiales, resultando en 34 los casos con pérdida de un ojo y en dos cegueras completas.

nsr/ktg/hnb

Comentarios