• Integrantes del movimiento popular yemení Ansarolá en Saná, la capital de Yemen.
Publicada: sábado, 15 de junio de 2019 17:09

El movimiento popular yemení Ansarolá ha informado este sábado de que en un futuro próximo las fuerzas yemeníes lanzarán una gran guerra en suelo saudí. 

Muhamad Naser al-Bajiti, miembro del Consejo Político del movimiento popular Ansarolá, ha advertido este sábado de que las fuerzas yemeníes ya casi han acabado con los preparativos para lanzar “una guerra gran” dentro del territorio de Arabia Saudí.

“Los yemeníes tienen derecho a atacar al enemigo en su propio territorio y vengarse de sus enemigos”, ha explicado Al-Bajiti. Además ha condenado a los invasores saudíes por sus muchos crímenes contra el pueblo de Yemen y alerta de que Riad pagará por sus crímenes.

También ha pedido a las tribus y fuerzas yemeníes que, una vez iniciada esta gran guerra, concentren sus ataques contra las instituciones públicas de Arabia Saudí, no contra los civiles y sus propiedades ya que, como ha recordado, “los yemeníes somos libertadores no ocupadores”.

Al mismo tiempo una fuente militar yemení citada por el rotativo Al-Quds Al-Arabi también ha adelantado que próximamente habrá una gran guerra en el territorio saudí y que en estos momentos Arabia Saudí, que sufre los efectos de su prolongada agresión a Yemen, se encuentra en su estado más débil, al contrario que las fuerzas yemeníes, que son más poderosos que nunca.

Los yemeníes tienen derecho a atacar al enemigo en su propio territorio y vengarse de sus enemigos”, ha dicho Muhamad Naser al-Bajiti, miembro del Consejo Político del movimiento popular Ansarolá.

 

Según el militar yemení, Arabia Saudí lo ha intentado todo para vencer a Yemen y aún así no ha tenido éxito, pero las fuerzas yemeníes no han hecho sino ganar poder militar durante todos los años que han transcurrido desde el inicio de la guerra y con el paso del tiempo lo fortalecerán aún más.

Las fuerzas yemeníes han intensificado en los últimos días sus ataques de represalia contra Arabia Saudí, y han advertido de “grandes sorpresas” en las próximas jornadas si Riad y sus aliados regionales, como los Emiratos Árabes Unidos (EAU), no interrumpen los bombardeos y el bloqueo naval y aéreo contra Yemen.

La guerra liderada por los Al Saud ha colocado como blanco principal a los civiles, niños y mujeres yemeníes y provocado 60 000 muertos entre la población autóctona. Además, actualmente unos 22 millones de personas necesitan ayuda para sobrevivir y varios millones padecen hambruna.

hgn/mkh/nii/

Comentarios