• Sede de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) en Nueva York, EE.UU.
Publicada: martes, 22 de octubre de 2019 0:52

Si no se arregla el problema de expedición de visados para delegados rusos y de otros países, Moscú insistirá en la reubicación de algunos organismos de la ONU.

“Si EE.UU. continúa esquivando sus compromisos de visa, Rusia estará obligada a insistir en el traslado del Primer Comité de las Naciones Unidas que se ocupa de cuestiones de desarme desde Nueva York a Viena o Ginebra”, ha dicho este lunes el representante permanente adjunto ruso ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Ginebra, Andrei Belousov.

Durante una reunión del comité, el diplomático ruso ha señalado que “estaríamos listos para considerar otros lugares” que tengan la infraestructura necesaria, como posibles plataformas para acoger estos foros.

LEER MÁS: Rusia: EEUU abusa de su poder por albergar sede de la ONU

Según ha explicado Belousov, sería la única solución a posibles problemas con el acceso de los delegados extranjeros a los eventos de la ONU si Washington sigue negándose a tomar medidas para resolver el problema de las visas.

Si EE.UU. continúa esquivando sus compromisos de visa, Rusia estará obligada a insistir en el traslado del Primer Comité de las Naciones Unidas que se ocupa de cuestiones de desarme desde Nueva York a Viena o Ginebra”, ha dicho el representante permanente adjunto ruso ante la ONU en Ginebra, Andrei Belousov.

 

El miércoles 17 de octubre Rusia presentó un documento oficial ante la Primera Comisión de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) para proponer el traslado de este órgano de Nueva York a Ginebra, por la política de visados estadounidense.

Estados Unidos negó en septiembre el visado a 18 miembros de la delegación rusa para que pudieran asistir a la 74.º sesión de la AGNU. La portavoz de la Cancillería rusa, María Zajarova, calificó entonces de una “falta de respeto” por parte de EE.UU. hacia los miembros de las Naciones Unidas.

Desde Irán, el portavoz del Gobierno, Ali Rabii, declaró que Washington durante años “ha tomado como rehén la sede de la ONU”.

EE.UU. también restringió en julio pasado el movimiento de los diplomáticos iraníes, incluido el canciller, Mohamad Yavad Zarif, en Nueva York. Solo pudieron viajar entre la sede de las Naciones Unidas, la misión iraní ante el organismo internacional, la residencia del embajador de Irán ante la ONU y el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy.

lvs/rha/myd/alg

Comentarios