• Un soldado voluntario de Estonia en un ejercicio militar en la localidad de Narva, 14 de enero de 2017.
Publicada: martes, 28 de febrero de 2017 3:05
Actualizada: miércoles, 1 de marzo de 2017 8:20

Estados Unidos y Estonia han iniciado una serie de ejercicios militares conjuntos en el país báltico, cerca de la frontera con Rusia.

Unos 1700 militares de ambos países participan desde este lunes hasta el 5 de marzo en los ejercicios defensivos y ofensivos, llamados ‘Talvelaager’ (campo de invierno en ruso).

Integrantes de la primera y segunda brigadas de Infantería de Estonia, milicianos de Kaitseliit —una organización paramilitar de defensa de Estonia— y unidades blindadas de EE.UU., realizarán estas prácticas conjuntas.

El envío de equipos y personal militar de Estados Unidos a Europa Oriental se lleva a cabo en el marco de la operación Atlantic Resolve, una misión del Ejército estadounidense que parte de una iniciativa lanzada en 2014, considerada el mayor esfuerzo, hasta ahora, para concentrar tropas militares en Europa desde el final de la Guerra Fría, con el fin de contener la “creciente agresión rusa”.

El aumento de la presencia militar de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en varios países europeos cercanos a las fronteras de Rusia se produce dentro de una escalada de tensiones con Moscú, iniciada en 2014 a partir de la reunificación de Crimea a la Federación Rusa y la crisis de Ucrania. Moscú critica la expansión militar de la Alianza Atlántica cerca de sus fronteras, pues lo considera una amenaza a su seguridad nacional.

 

Asimismo, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha denunciado recientemente la acumulación creciente de fuerzas de la OTAN cerca de sus fronteras y ha alertado que este despliegue se convierte en una amenaza cada vez más seria.

Una última encuesta difundida por Gallup dio a saber que el 67 % de los rusos ve a la OTAN como una amenaza lo que supone la cifra más alta que se registra desde 2008.

mnz/ncl/mep/hnb

Comentarios