• Fuerzas de la OTAN en un ejercicio militar en Lituania.
Publicada: miércoles, 26 de octubre de 2016 2:46

La OTAN refuerza su presencia militar en las fronteras de Rusia ante una posible III ‎Guerra Mundial.‎

En base a un informe publicado este miércoles por el portal británico Express, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) aprovechará su reunión con los funcionarios de la Unión Europea (UE) para impulsar el despliegue de cuatro batallones en Polonia, Estonia, Letonia y Lituania.

En la cumbre de Varsovia de julio, los integrantes de la Alianza Atlántica firmaron un acuerdo por el que entre 3000 y 4000 soldados se estacionarían cerca de la frontera rusa para aumentar la capacidad de respuesta rápida del bloque en caso de una agresión rusa.

Estamos en la fase de la ejecución de las decisiones tomadas en Varsovia (...). Los líderes deciden y los ministros ejecutan”, afirmó por su parte el embajador estadounidense ante la OTAN, Douglas Lute

Los ministros de Defensa de la OTAN se reunirán este miércoles para adoptar pasos concretos con el fin de implementar las decisiones tomadas en la referida cumbre en cuanto a “disuasión y defensa” de la alianza. EE.UU., Reino Unido, Canadá y Alemania liderarán los cuatro batallones que se desplegarán en los cuatro países del Este de Europa.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, aseguró el martes en una comparecencia ante la prensa que el plan, que además incluye el respaldo a la misión naval de la UE contra la inmigración irregular, cimentará aun más las relaciones entre el bloque comunitario y la Alianza Atlántica.

“Estamos en la fase de la ejecución de las decisiones tomadas en Varsovia (...). Los líderes deciden y los ministros ejecutan”, afirmó por su parte el embajador estadounidense ante la Alianza, Douglas Lute.

Lute además recalcó que la OTAN está monitoreando la flota rusa, compuesta por un portaaviones, un destructor y varios buques, desde que la escuadra naval se acercó al canal inglés de la Mancha para seguir con destino a Siria.

 

Últimamente, las relaciones entre Rusia y los países occidentales, sobre todo, EE.UU., se han visto negativamente afectadas por el conflicto sirio, donde mantienen posturas antagónicas. Las tensiones han llevado a las partes a aumentar el despliegue militar cerca de sus respectivas fronteras o zonas de influencia.

mjs/ftn/nii/