• El portaviones ruso Admiral Kuznetsov en el canal de la Mancha.
Publicada: sábado, 22 de octubre de 2016 3:34
Actualizada: sábado, 22 de octubre de 2016 20:37

El portaviones Admiral Kuznetsov, junto a otros siete buques rusos, atravesó el canal inglés de la Mancha en medio de crecientes tensiones entre Moscú y la OTAN.

La flotilla que incluía además, un número de aviones de combate, cruzó el viernes las aguas territoriales británicas rumbo a Siria, donde probablemente participará en la campaña antiterrorista.

Durante todo el recorrido, la flotilla rusa fue escoltada por dos buques de guerra británicos.

Es una demostración de fuerza y ​​de capacidades", dijo Peter Felstead, editor del semanario de Defensa Jane's.

"Es una demostración de fuerza y ​​de capacidades", dijo Peter Felstead, editor del semanario de Defensa Jane's.

“En términos de misiones de ataque, ellos (los rusos) podrían realizar fácilmente sus ataques con los aviones que ya tienen desplegados en Siria”, sostuvo la cadena televisiva estadounidense CNN.

A su vez, Pyotr Klintsevich, primer adjunto del Comité de Defensa y Seguridad del Senado ruso, aseguró que la flota rusa estaba armada y lista para misiones de combate.

El jueves, el secretario de Estado británico para la Defensa, Michael Fallon, dijo que “cuando estos barcos se acerquen a nuestras aguas, los marcaremos en cada paso del camino”, agregado que la medida es parte de un "firme compromiso de mantener seguro el país".

El secretario de Estado británico para la Defensa, Michael Fallon.

 

Un portavoz de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), sostuvo a su vez, que Rusia tenía el derecho de operar en aguas internacionales, pero añadió que la Alianza Atlántica "supervisará los barcos rusos que se dirigen al Mediterráneo".

Las relaciones entre Rusia y los países occidentales, entre ellos, el Reino Unido, se deterioraron a raíz de los conflictos en el este de Ucrania y los vividos en Siria. En cuanto a la guerra en Siria, Moscú ha apoyado al Gobierno sirio y a su lucha contra el terrorismo, mientras que el Occidente, en el marco de su llamada coalición internacional liderada por Washington, ha apoyado y equipado a grupos armados opositores al presidente sirio, Bashar al-Asad.

Aunque la alianza antiterrorista del Occidente en Siria es más antigua que la campaña de bombardeos que inició Rusia en ese país, ha hecho muy poco para detener a los terroristas y sus ataques han matado a muchos civiles y hecho grandes estragos en la infraestructura del país árabe.

ftm/ctl/tqi/nal

Commentarios