• El portavoz de la Organización de Energía Atómica de Irán (OEAI), Behruz Kamalvandi, en una conferencia de prensa, 9 de noviembre de 2019.
Publicada: sábado, 9 de noviembre de 2019 8:23
Actualizada: sábado, 9 de noviembre de 2019 11:14

El 4.º paso para reducir los compromisos nucleares de Irán es una consecuencia del incumplimiento de la otra parte que desequilibró al pacto nuclear.

“La falta de cumplimiento con el acuerdo nuclear lo desequilibró. Hemos pedido en reiteradas ocasiones a la otra parte que cumpla con lo acordado. Hemos ofrecido unas concesiones a cambio de otras (…) Nosotros habíamos advertido de que reduciremos nuestros compromisos para devolver el equilibrio al pacto y hemos llevado a cabo lo que habíamos prometido”, ha afirmado el portavoz de la Organización de Energía Atómica de Irán (OEAI), Behruz Kamalvandi.

En una rueda de prensa celebrada este sábado en el Complejo de Enrequicimiento de Shahid Masud Alimohamadi, en la planta nuclear de Fordo (centro de Irán), Kamalvandi ha hecho notar que la decisión de Teherán de inyectar gas en sus centrifugadoras de Fordo, que comenzó la madrugada del jueves, supuso el cuarto paso en reducir los compromisos nucleares de Irán, aclarando que, en cuanto a si es el último o no, dependerá de la actuación de los socios del aludido pacto.

“Se trataba del cuarto paso, esperamos que la otra parte vuelva a implementar las obligaciones que le corresponde para que no sea necesario dar más pasos (en reducir las promesas nucleares)”, ha advertido el funcionario persa, antes de añadir que el reactor de agua pesada también podría revertirse si otros permanecen indiferentes a las promesas.

LEER MÁS: Irán reducirá más deberes nucleares hasta alcanzar un equilibrio

LEER MÁS: ‘Pasos nucleares de Irán, respuesta a hipocresía internacional’

Ha señalado que el país ha recogido la mitad de las máquinas necesarias para restaurar la planta de Fordo y que las máquinas avanzadas con altas capacidades pueden comenzar a funcionar pronto. Además, Irán producirá combustibles para plantas de energía en los próximos años, ha recalcado.

Los nuevos pasos nucleares de Irán, como el resto de sus actividades nucleares, estarán bajo la supervisión de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), de acuerdo con Kamalvandi. Al respecto, ha anunciado que Irán ha invitado a los inspectores de la AIEA para que verifiquen las actividades nucleares pacíficas del país y espera recibirlos el domingo.

Se trataba del cuarto paso, esperamos que la otra parte vuelva a implementar las obligaciones que le corresponde para que no sea necesario dar más pasos (en reducir las promesas nucleares)”, ha advertido el portavoz de la Organización de Energía Atómica de Irán (OEAI), Behruz Kamalvandi.

 

Israel y EEUU no pueden frenar el avance nuclear de Irán                

Pese a todos los sabotajes nucleares por EE.UU. y su aliado Israel, Irán sigue avanzando y plantea establecer pequeñas centrales eléctricas para satisfacer sus necesidades domésticas, ha recalcado Kamalvandi.

El vocero iraní, asimismo, ha denunciado que el régimen de Tel Aviv fabrica acusaciones inverosímiles contra el país persa, mientras EE.UU. hace todo lo que está a su alcance para impedir que Teherán cuente con la tecnología nuclear.

“Nuestra industria nuclear trabaja fuertemente, hemos pagado un alto precio (…) Nuestro sector nuclear ha sufrido muchos sabotajes (dado que) los enemigos buscan poner de rodillas a Irán (…) Sin embargo, los europeos no están en condiciones de obstaculizar las cooperaciones internacionales de Irán”, ha subrayado.

 

Gracias a las presiones hemos logrado lo imposible

Kamalvandi ha destacado que Irán ha recorrido un largo camino en los últimos días para lograr lo que debía haber logrado dentro de 11 años. De igual manera, ha señalado que Teherán está dando largos pasos para alcanzar los objetivos establecidos por el Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, en el área nuclear.

“Según lo previsto, no íbamos a enriquecer uranio en los próximos 15 años. Ya han transcurrido cuatro años del plazo previsto y nosotros íbamos a esperar otros 11 años para hacerlo”, ha afirmado el alto funcionario iraní, que destaca que los europeos “confirman en privado” que Irán ha cumplido con sus obligaciones nucleares “pero no toman medidas prácticas”, ha lamentado.

De igual modo, ha recordado que tras la salida ilegal de EE.UU. del pacto nuclear, sellado en 2015 y conocido oficialmente como Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés), el 8 de mayo de 2018, Irán esperó con paciencia para que actúen los socios para que Irán no siga ajeno a los beneficios previstos en el aludido acuerdo.

Sin embargo, cuando Teherán se mostró convencido de que los socios europeos —el Reino Unido, Francia y Alemania— se negaban a adoptar medidas prácticas al respecto, decidió afrontar, a solas, la medida anunciada por el presidente de EE.UU., Donald Trump, reduciendo sus compromisos nucleares, ha puntualizado.

Pese a todo eso, Kamalvandi ha hecho notar que los diálogos son posibles si las partes son serias para resolver problemas.

El máximo responsable de la OEAI, Ali Akbar Salehi, comunicó el lunes la puesta en marcha de una cadena de 30 centrifugadoras IR6 avanzadas, una medida que se adoptó como consecuencia de las presiones del Occidente, con Washington a la cabeza, y para demostrar que la República Islámica hace lo que considera pertinente.

Las medidas nucleares de Teherán, como era de esperar, no ha sorprendido a ciertos socios del pacto, como Rusia.

 

Artículos 26 y 36 del PIAC explican los derechos legítimos de Irán

Ante la inacción de Europa para cumplir con sus compromisos nucleares y reducir el efecto de las sanciones unilaterales de EE.UU., Irán decidió en reciprocidad dejar algunos de sus compromisos definidos en el pacto nuclear.

En el primer aniversario de la salida de EE.UU. del acuerdo nuclear, Irán anunció el 8 de mayo, que reduciría parte de sus compromisos nucleares y estableció un plazo de 60 días a sus socios europeos para que cumplan las responsabilidades adquiridas con Teherán. Advirtió de que en caso de que los europeos no cumplieran el plazo establecido, que expiró el 7 de julio, volvería a enriquecer uranio por encima del nivel pactado —3,67 %— y comenzaría a reconstruir el reactor de agua pesada de Arak (centro de Irán).

Ante la constante falta de medidas prácticas por parte de Europa, Irán prometió dar, “con más firmeza”, el tercer paso sobre el acuerdo nuclear, el cuarto e incluso más.

De acuerdo con el artículo 26 del PIAC, si uno de los firmantes reimpone sanciones o crea nuevas restricciones a Irán en relación con su programa de energía nuclear, Teherán puede alegar esos actos hostiles “como motivo para dejar de cumplir sus compromisos total o parcialmente”.

El artículo 36 estipula a su vez que, si cualquier parte del pacto incumple sus compromisos, Irán puede remitir el asunto a la Comisión Conjunta Irán-Grupo 5+1 y, en caso de incumplimiento por parte del país persa, los demás pueden hacer lo propio.

ask/ktg/hnb

Comentarios