• El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo (izq.), y el premier israelí, Benjamín Netanyahu, Al-Quds (Jerusalén), 21 de marzo de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 1 de noviembre de 2019 6:26
Actualizada: sábado, 2 de noviembre de 2019 3:20

EE.UU. retiene la ayuda militar a El Líbano para calmar temores de Israel ante Hezbolá, aceptando el riesgo de más presencia rusa, según advierten funcionarios.

Dos altos funcionarios estadounidenses anunciaron el jueves la decisión de la Administración estadounidense, presidida por Donald Trump, de retener la ayuda militar de 105 millones de dólares que ofrecía a El Líbano, según ha recogido hoy viernes la agencia británica de noticias Reuters.

Los informantes, que hablaron en condición de anonimato, añadieron que el Departamento de Estado estadounidense informó ayer al Congreso que la Oficina de Administración y Presupuesto de la Casa Blanca (OMB, por sus siglas en inglés) y el Consejo de Seguridad Nacional de EE.UU. (NSC, por sus siglas en inglés) habían decidido retener la ayuda militar extranjera.

Aunque el Departamento de Estado, de acuerdo con una de las fuentes, se negó a proporcionar la razón de la congelación de la ayuda militar a este país árabe, hay informes que corroboran que la decisión tiene sus raíces en una solicitud israelí.

El Departamento en cuestión se negó a hacer comentarios al respecto, pero un funcionario estadounidense alertó al medio británico que la congelación de la ayuda militar podría ser una buena noticia para Rusia.

LEER MÁS: EEUU, nervioso por ayuda rusa ofrecida a El Líbano

A través de discretas conversaciones con varias capitales, hemos dejado claro que cualquier ayuda para garantizar la estabilidad de El Líbano debe ser condicionada para el país, más cuando se trata de los misiles guiados de alta precisión de Hezbolá (…) Para nosotros cualquier cosa menos que eso sería problemática”, afirmó un alto funcionario israelí.

                          

Las autoridades israelíes exigieron el miércoles a los aliados que “condicionen” cualquier ayuda financiera a El Líbano, en un intento por frenar el programa de misiles y de armas avanzadas del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), que se apuntarán hacia Israel si comete el menor error estratégico.

LEER MÁS: Hezbolá libanés promete responder a cualquier agresión israelí

“A través de discretas conversaciones con varias capitales, hemos dejado claro que cualquier ayuda para garantizar la estabilidad de El Líbano debe ser condicionada para el país, más cuando se trata de los misiles guiados de alta precisión de Hezbolá (…) Para nosotros cualquier cosa menos que eso sería problemática”, afirmó un alto funcionario israelí, citado en anonimato por medios locales.

Israel dice que el Ejército libanés, pese a la ayuda multimillonaria que recibe de la Casa Blanca, no hace nada para frenar el creciente poder militar de Hezbolá, que para el régimen de Tel Aviv, es la única fuerza árabe que ha derrotado al ejército israelí en las últimas tres décadas.

LEER MÁS: “Hezbolá es capaz de golpear cualquier objetivo ‘seguro’ israelí”

LEER MÁS: El nuevo misil de Hezbolá es capaz de destruir cualquier buque

La capacidad militar de Hezbolá, en concreto para operar armas antibuque avanzadas, se ha convertido en una seria amenaza para las fuerzas israelíes después del 12 de julio de 2006, cuando Israel abrió un nuevo frente de guerra contra Hezbolá y, so pretexto de la liberación de dos de sus militares, lanzó amplios ataques desde tierra, mar y aire contra el territorio libanés. Sin embargo, gracias a la Resistencia libanesa, Israel se vio obligado a retirarse sin lograr ninguno de sus objetivos. 

ask/ktg/mkh