• El jefe del Comando Central de Estados Unidos (Centcom), el general Joseph Votel, ofrece un discurso en el Capitolio, 27 de febrero de 2018.
Publicada: martes, 27 de febrero de 2018 23:50
Actualizada: miércoles, 28 de febrero de 2018 3:18

Pese a la naturaleza defensiva del desarrollo militar de Irán, el jefe del Comando Central de Estados Unidos (Centcom, por sus siglas en inglés), el general Joseph Votel, se ha mostrado este martes preocupado por el avance de los misiles balísticos iraníes, tanto en cantidad como en calidad.

Su descontento se debería a que, según el general estadounidense, Irán sigue ampliando la capacidad de sus misiles balísticos para “enviarlos a los combatientes del movimiento popular yemení Ansarolá, lo que permitiría a estos atacar a los socios y aliados de EE.UU. en el Golfo Pérsico”.

Desde el inicio de la campaña militar de Arabia Saudí contra Yemen en 2015, Washington y sus aliados han acusado a Teherán de suministrar armas a Ansarolá —movimiento que lucha eficazmente contra los terroristas de Al-Qaeda en la Península Arábiga—. De hecho, hace poco trataron de forzar en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) una resolución antiiraní propuesta por el Reino Unido y secundada firmemente por EE.UU., pero se enfrentó con el veto de Rusia.

Irán, por su parte, niega haber enviado armas a Yemen. Y a la vez que insiste en una salida política a la crisis del país árabe, responsabiliza a EE.UU., al Reino Unido y a Francia, entre otros, de la intensificación del conflicto y la pérdida de vidas inocentes por vender armas letales a Arabia Saudí.

 

En otra parte de sus declaraciones, Vetel señala que contrarrestar la influencia de Irán en Siria no está en el marco de las misiones de la llamada “coalición anti-EIIL”. Pero las relaciones de la coalición con el Gobierno de Irak y las denominadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) ayudan a Washington a bloquear las supuestas decisiones de Teherán de establecer líneas de comunicación a través de esas zonas críticas.

Las declaraciones del general estadounidense se producen después de que los funcionarios de la Administración de Trump dijeran que los militares estadounidenses permanecerán en Siria incluso una vez derrotado el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) para que Irán no extienda su influencia en la región.  

Teherán, no obstante, siempre ha expresado su apoyo a la unidad e integridad territorial de los países del Oriente Medio y responsabiliza a las fuerzas extranjeras, en particular, a las estadounidenses, del agravamiento de los conflictos y las crisis en la región.

alg/mkh/nii/

Comentarios