• El embajador ruso ante las Naciones Unidas, Vassily Nebenzia, en la sesión del Consejo de Seguridad sobre Yemen, 26 de febrero de 2018.
Publicada: lunes, 26 de febrero de 2018 21:59
Actualizada: lunes, 26 de febrero de 2018 23:57

El Gobierno de Rusia, aduciendo la falta de pruebas, se ha opuesto este lunes a una resolución que acusa a Irán de suministrar armas a Yemen, propuesta ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) por el Reino Unido con el apoyo de Estados Unidos y Francia.

El proyecto de resolución, bloqueado por el Gobierno ruso, acusa al país persa de entregar armas al movimiento popular yemení Ansarolá; alegatos rechazados reiteradas veces por el Gobierno iraní.

“No se pudo alcanzar un consenso”, ha señalado el embajador ruso ante las Naciones Unidas, Vassily Nebenzia, mientras ha resaltado que “ninguna evidencia” ha respaldado las afirmaciones de EE.UU. y sus aliados occidentales sobre Irán.

"No podemos concordar en las conclusiones no corroboradas ni en evidencia que requiere verificación y discusiones”, ha sostenido el funcionario ruso respecto al proyecto de resolución británica.

Rusia con esta medida ha hecho fracasar otro intento de Washington y sus aliados occidentales, que recurren a cualquier medida para involucrar a Irán con un ataque de misiles lanzado desde Yemen contra Arabia Saudí (el 4 de noviembre de 2017).

Bolivia también ha rechazado la resolución antiiraní. China y Kazajistán se han abstenido, mientras que los 11 miembros restantes han votado a favor de la misma.

No podemos concordar en las conclusiones no corroboradas ni en evidencia que requiere verificación y discusiones”, ha dicho el embajador ruso ante las Naciones Unidas, Vassily Nebenzia, sobre la resolución propuesta por el Reino Unido que acusa a Irán de armar a Yemen.

 

Para que una resolución sea aprobada en la ONU debe contar con el respaldo de, al menos, nueve de los 15 Estados miembros que componen el CSNU y que ninguno de los cinco miembros permanentes (China, Estados Unidos, Rusia, el Reino Unido y Francia) use su derecho a veto.

No obstante, el Consejo de Seguridad ha aprobado esta jornada otra resolución impulsada por Rusia, sobre una extensión de los embargos a Yemen por un año más. La nota no hace mención alguna a Irán.

El pasado mes de diciembre, la Administración de Estados Unidos acusó a Irán de suministrar misiles a Ansarolá. Sin embargo, las autoridades iraníes han rechazado estas imputaciones, afirmando que Irán jamás envió armamentos a Yemen, un país al que ni siquiera se pueden enviar medicamentos por el estado de sitio en que se encuentra.

mnz/ncl/aaf/hnb

Commentarios