•  Cuba-EEUU, relaciones en retroceso tras el ascenso de Trump
Publicada: lunes, 17 de septiembre de 2018 6:57
Actualizada: martes, 18 de septiembre de 2018 2:29

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, repite que el diálogo con EE.UU. solo será posible cuando Washington abandone su “aberrante actitud” contra la isla.

Díaz-Canel precisa que su país está dispuesto a un diálogo en igualdad de condiciones, mientras no se condicione su soberanía e independencia, “porque nosotros no aceptamos imposiciones, menos con los EE.UU. (...) Si se mantiene esta aberrante actitud del Gobierno de los EE.UU. contra Cuba, no hay diálogo”.

En una entrevista con la cadena Telesur, el mandatario dijo el domingo que las relaciones con Estados Unidos “hoy están en retroceso” tras la llegada al poder del presidente estadounidense, Donald Trump.

Díaz-Canel criticó las medidas de Trump contra Cuba, que calificó de “mafia anti-cubana", considerando que establecen limitaciones para las personas, familias y empresarios de EE.UU. que desean mantener relaciones comerciales, financieras y sociales, pues no se les permite viajar a la isla.

Nosotros no aceptamos imposiciones, menos con los EE.UU. (...) Si se mantiene esta aberrante actitud del Gobierno de los EE.UU. contra Cuba, no hay diálogo”, deja claro el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel.

 

Además, repudia las acusaciones de Washington sobre los supuestos “ataques acústicos” contra diplomáticos de la embajada estadounidense en el país caribeño, asegurando que la isla no ataca a nadie y que en la isla se respeta a los extranjeros.

Asimismo, Díaz-Canel condenó el bloqueo de EE.UU. contra Cuba desde hace más de 60 años, por considerar que es el “principal obstáculo” para el desarrollo de su país y el factor que más golpea la vida cotidiana de su gente tanto a nivel económico como social.

“Es una práctica brutal, es un hecho de lesa humanidad contra un pueblo. Es un pueblo condenado a morir de hambre. Impone normas en la relación del mundo hacia Cuba que son extraterritoriales”, denunció.

Con la llegada de Trump, el proceso de la normalización de las relaciones entre los dos países, iniciado por el expresidente estadounidense Barack Obama, se congeló.

La Habana ha denunciado en reiteradas ocasiones que las medidas intervencionistas y restrictivas de Washington contravienen las leyes internacionales y violan su soberanía.

tmv/nii/

Comentarios