• Embajada de EE.UU. en La Habana (Cuba).
Publicada: viernes, 14 de septiembre de 2018 1:39

Cuba rechazó un informe que apunta a Rusia como autora de los supuestos “ataques sónicos” a diplomáticos de EE.UU. en La Habana y Pekín.

El miércoles, la Cancillería de Cuba tachó de “conspiración” la información publicada por la cadena estadounidense NBC Newsque señaló a Rusia como la principal sospechosa de los “ataques” aun no esclarecidos que enfermaron a al menos 26 diplomáticos de EE.UU. en La Habana.

“Artículo de NBC se presta a juego peligroso. Insinuar conspiraciones de terceros países en #Cuba sin evidencias o fundamento, citando fuentes sin nombres e inventando intrigas. En Cuba no se ataca a diplomático alguno, de ningún país y por ningún país”, escribió en su cuenta de Twitter el director general de EE.UU. de la Cancillería cubana, Carlos Fernández de Cossío.

Según la cadena estadounidense, su informe se basa en investigaciones realizadas por el Buró Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI, por sus siglas en inglés) y la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) de EE.UU.; no obstante, la evidencia no es lo suficientemente concluyente como para que Washington culpe públicamente a Moscú, explicó.

Artículo de NBC se presta a juego peligroso. Insinuar conspiraciones de terceros países en #Cuba sin evidencias o fundamento, citando fuentes sin nombres e inventando intrigas. En Cuba no se ataca a diplomático alguno, de ningún país y por ningún país”, indica un tuit del director general de EE.UU. de la Cancillería cubana, Carlos Fernández de Cossío, en referencia a un informe que apunta a Rusia como autora de los supuestos ataques sónicos a diplomáticos de EE.UU. en La Habana (capital cubana) y Pekín (capital china).

 

Poco después de la publicación del artículo, la portavoz del Departamento estadounidense de Estado, Heather Nauert, dijo que “la investigación está aun en marcha” y, por lo tanto, “no se ha culpado a nadie” todavía, agregó.

Las supuestas agresiones contra los diplomáticos estadounidenses en Cuba tuvieron lugar entre noviembre de 2016 y agosto de 2017 y, hasta ahora, el Gobierno de EE.UU. no ha podido determinar al causante del daño a la salud de su personal, que llegó a sufrir síntomas correspondientes a una conmoción cerebral. En mayo, Washington informó de que uno de sus diplomáticos había sufrido un ataque sónico en China.

La Habana, por su parte, rechaza tajantemente que se trate de “ataques”, sino es “una manipulación política deliberada” por parte de Washington para frenar el acercamiento diplomático entre ambos países, iniciado después de medio siglo en 2014.

ncl/anz/tqi/rba

Comentarios