• Terroristas de Al-Qaeda en Adén, sur de Yemen. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 17 de marzo de 2021 0:04

El Ejército de Yemen publica datos que desvelan la cooperación directa entre el exgobierno yemení y la CIA, así como los nexos de EE.UU. y la banda Al-Qaeda.

Las Fuerzas Armadas de Yemen, mediante un comunicado emitido este martes, han dado a conocer una documentación de las conversaciones telefónicas entre el expresidente yemení Ali Abdolá Saleh y el entonces director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) de EE.UU., George Tenet.  

Una de las grabaciones revela la conexión directa entre la CIA y el grupo terrorista Al-Qaeda y la cooperación de los funcionarios del Gobierno de Saleh para establecer este contacto. En esta conversación, el director de la CIA insiste en que el Gobierno yemení libere a un miembro de la banda extremista quien fue arrestado durante la explosión del destructor USS Cole en octubre del 2000.

Abdul Qader al-Shami, vicepresidente de la agencia de inteligencia yemení, ha señalado a la cadena local Al-Masirah que los estadounidenses mataron en 2011 a dicho terrorista, pues ya no lo necesitaban.

El funcionario yemení ha enfatizado que los estadounidenses entrenan sus elementos en Yemen y los envían para realizar operaciones terroristas a otros países, y cuando regresan, acusan a Yemen de albergar a los terroristas.

 

EE.UU., preocupado por los judíos en Yemen

El informe de las Fuerzas Armadas de Yemen cita también a un documento que el Departamento de Estado de EE.UU. publicó en 1998 sobre el país árabe, en el que insta a reanudar las actividades de los santuarios cristianos y judíos en el territorio yemení y pide que las fuerzas estadounidenses desplegadas en Yemen apoyen a los judíos en Saná y Saada.

El reporte de la institución norteamericana también analiza la construcción de una base naval estadounidense en el área de Al-Bariqa de la provincia sureña de Adén, y ordena trasladar al centro un equipo de aviones de reconocimiento, cazas, bombarderos, portaaviones y buques de guerra.

Anteriormente, han salido a luz informes que revelan el papel de EE.UU. en la agresión saudí a Yemen, desde la complicidad en el bloqueo impuesto a este país árabe hasta la provisión de asesoría militar a la coalición agresora, liderada por Arabia Saudí.

Las autoridades yemeníes han condenado en varias ocasiones el apoyo armamentístico de Washington a Riad y sus aliados en su campaña brutal contra Yemen. De hecho, el Occidente, principalmente EE.UU., ha aprovechado la oportunidad para cerrar multimillonarios acuerdos armamentísticos con el régimen de Al Saud.

msm/ncl/mrg