• Mueren el expresidente yemení Abdolá Saleh y sus asesores en Saná
Publicada: lunes, 4 de diciembre de 2017 11:03
Actualizada: lunes, 4 de diciembre de 2017 22:52

El Ministerio del Interior yemení confirma la muerte del expresidente Ali Abdolá Saleh y sus asesores en Saná. Mientras, Riad parece prepararse para atacar.

En el comunicado de confirmación, emitido hoy lunes, el Ministerio señala que Saleh “estaba creando caos en colaboración con milicias agresoras”, además de que “proveía ayuda a milicias extremistas activas en el país”.

Con su muerte, asegura la Cartera, la crisis de Saná ya ha terminado y las fuerzas yemeníes controlan ya todos los lugares que permanecían en manos de los hombres armados de Saleh.

La noticia de la muerte de Saleh y sus asesores Yaser al-Awazi y Aref Zaka, mientras huían hacia Marib, había sido transmitida por una fuente militar yemení a la cadena de televisión iraní de habla árabe Al-Alam, y ha sido confirmada también por el partido del propio Saleh.

El expresidente yemení Ali Abdolá Saleh “estaba creando caos en colaboración con milicias agresoras”, además de que “proveía ayuda a milicias extremistas activas en el país”, indica el Ministerio yemení del Interior en un comunicado.

 

Después de darse a conocer la información, el expresidente fugitivo yemení Abdu Rabu Mansur Hadi ha ordenado a sus tropas ‘reconquistar’ la capital del país, Saná, con el apoyo de Arabia Saudí y sus aliados.

“El presidente ha dado la orden a su vicepresidente Ali Mohsen Al Ahmar, que se encuentra en Marib (al este de Saná), de activar la marcha de las tropas hacia la capital”, ha declarado a la agencia francesa AFP una fuente cercana a Mansur Hadi.

Poco después, Arabia Saudí ha exhortado a la población civil de Saná a mantenerse “a más de 500 metros” de las zonas controladas por el Gobierno yemení, según el canal de televisión saudí-emiratí Al Arabiya. Esto puede significar que la coalición se prepara para intensificar sus ataques aéreos en Saná.

Este anuncio ocurre tras la ruptura de la alianza entre el movimiento popular Ansarolá y Ali Abdolá Saleh, que venía distanciándose de la coalición de gobierno hasta que el domingo se desmarcó formalmente de ella.

Arabia Saudí ha promovido las tensiones con el fin de acabar con la unión entre los partidarios de Ali Abdolá Saleh y Ansarolá para debilitar el frente de la resistencia a Riad.

La unidad de diferentes facciones yemeníes en la lucha contra la agresión saudí a Yemen es el motivo del fracaso de la atroz campaña que Riad inició contra su país vecino en 2015 para restaurar en el poder a Mansur Hadi.

snr/mla/tqi/rba

Comentarios