• Un tanque del ejército israelí durante un ejercicio militar en el Golán sirio ocupado, 24 de junio de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 1 de octubre de 2020 9:54

Siria demanda el fin de la ocupación de Israel de los altos del Golán y denuncia los crímenes y violaciones sistemáticas que comete contra esta población.

A pesar de las reiteradas resoluciones emitidas por el Consejo de Derechos Humanos y los órganos de la ONU que piden el fin de la ocupación israelí del Golán sirio, la entidad israelí continúa sus procedimientos ilegítimos para imponer sus leyes y administración al Golán sirio, ocupado en flagrante violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU), incluida la resolución 497 de 1981”, denunció el miércoles Husam al-Din Ala, representante permanente de Siria ante la sede de las Naciones Unidas en Ginebra (Suiza).

En su intervención en el 45.º Comité del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (CDHNU), el diplomático sirio alzó la voz para criticar que las autoridades del régimen de ocupación continúan con sus prácticas represivas contra los ciudadanos sirios en el Golán e imponen restricciones y medidas arbitrarias que violan sus derechos básicos, incluido su derecho al trabajo, la salud, la educación y la libertad de movimiento, además de continuar saqueando los recursos naturales de esta tierra ocupada.

“Las fuerzas de ocupación continúan apretando la soga contra el pueblo del Golán en un intento por apoderarse de sus tierras agrícolas y confiscarlas y establecer una situación agrícola para servir a los colonos israelíes, además de restringir el movimiento de ciudadanos sirios e impedirles seguir construyendo sus tierras, en el marco de los planes israelíes para establecer un cambio demográfico en el Golán sirio ocupado”, agregó Ala.

 

Tras haber destacado la importancia del seguimiento de las violaciones israelíes de los derechos humanos en la parte oriental de Al-Quds (Jerusalén) y el Golán sirio ocupado, Ala pidió ejercer presión sobre Israel para obligarle a dejar de cometer violaciones y prácticas ilegales, y poner fin a su ocupación y todas las formas de asentamiento. Al respecto, responsabilizó a los Estados que apoyan al régimen sionista por la continuación de esos crímenes.

El diplomático sirio reiteró además que Damasco también condena los crímenes y violaciones de los derechos humanos y el derecho internacional por Israel en las tierras palestinas ocupadas y pide que se pongan fin a las prácticas bárbaras de las fuerzas de ocupación contra los palestinos.

El territorio del Golán pertenece a Siria, pero fue ocupado por Israel en junio de 1967, en la guerra de los Seis Días. El régimen de Tel Aviv incorporó los altos del Golán a su sistema jurídico en 1981, lo que implica su anexión de facto.

La resolución 497 del CSNU, emitida tras ese acto, tilda a Israel de “potencia invasora” y dice que sus medidas para “imponer sus leyes, jurisdicción y administración en el territorio sirio ocupado de los altos del Golán son nulas e inválidas y carecen de efecto legal internacional”.

msm/lvs/fmk/hnb