• Un avión de guerra de la Fuerza Aérea de Siria.
Publicada: lunes, 3 de junio de 2019 17:13
Actualizada: lunes, 3 de junio de 2019 18:30

Las fuerzas sirias intensifican sus bombardeos contra los terroristas en Idlib después de que Estados Unidos urgió el cese del fuego en esa provincia de Siria.

El Ejército sirio, apoyado por la Fuerza Aérea del país y las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia, ha realizado este lunes fuertes ataques aéreos contra las posiciones e instalaciones de los terroristas en la provincia de Idlib, en el noroeste del territorio sirio, ignorando a Estados Unidos.

Esto tiene lugar pocas horas después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, haya acusado a Rusia, Siria e Irán de lanzar “un bombardeo infernal” contra la provincia de Idlib y “matar indiscriminadamente a los civiles” en la zona, declaración ante la que ha reaccionado Rusia cuestionando la veracidad de las acusaciones estadounidenses.

Al mismo tiempo, las fuerzas sirias han recrudecido sus ataques contra la localidad de Al-Qabisiyah, cerca de las zonas que han liberado en los últimos días, y tras fuertes enfrentamientos con los terroristas han conseguido tomar el control de la zona.

 

Del mismo modo, durante las operaciones en las que también han tomado parte las Fuerzas Tigre, unidad élite del Ejército sirio, junto con la 4.ª División Blindada de las Fuerzas Armadas y Guardia Republicana Siria, ha sido abatido un gran número de terroristas y sus pertrechos han quedado destruidos.

Las operaciones comenzaron por las continuas ofensivas que lanzan los terroristas desde Idlib contra las posiciones del Ejército sirio en el norte de Hama y en las provincias de Alepo y Latakia, en violación flagrante del alto el fuego acordado por Turquía y Rusia el 17 de septiembre pasado.

A parte de las zonas en el norte y el noreste de Siria, bajo ocupación de las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) —principales aliados de EE.UU. en el territorio sirio—, Idlib es la última zona en manos de las facciones hostiles al Gobierno de Damasco y también es el último bastión de los “rebeldes moderados” sirios.

hgn/ctl/ftm/mjs

Comentarios