• Vehículos de las tropas apoyadas por Estados Unidos en la ciudad siria de Manbiy, 8 de mayo de 2018.
Publicada: martes, 5 de junio de 2018 0:40
Actualizada: martes, 5 de junio de 2018 13:03

Estados Unidos y Turquía aprobaron el lunes una hoja de ruta para estabilizar la situación en la ciudad de Manbiy, en la provincia de Alepo, noroeste de Siria.

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, y el canciller turco, Mevlut Cavusoglu, en consultas durante su reunión en Washington (EE.UU.), ratificaron una hoja de ruta a fin de garantizar la seguridad y estabilidad en Manbiy.

“Los ministros examinaron las recomendaciones del grupo de trabajo Turquía-EE.UU. sobre Siria con respecto a nuestra cooperación bilateral en Siria (…) incluida la posibilidad de garantizar la seguridad y la estabilidad en Manbiy, aprobaron la hoja de ruta sobre este tema y subrayaron el compromiso mutuo con su implementación”, dice la declaración conjunta de Washington y Ankara.

El texto no especifica explícitamente cómo Turquía y Estados Unidos resolverían el problema de Manbiy ni detalla los próximos pasos de la denominada hoja de ruta.

Los ministros examinaron las recomendaciones del grupo de trabajo Turquía-EE.UU. sobre Siria con respecto a nuestra cooperación bilateral en Siria (…) incluida la posibilidad de garantizar la seguridad y la estabilidad en Manbiy, aprobaron la hoja de ruta sobre este tema y subrayaron el compromiso mutuo con su implementación”, según una declaración conjunta de Washington y Ankara sobre la reunión entre Mike Pompeo y Mevlut Cavusoglu.

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, y el canciller turco, Mevlut Cavusoglu, se reúnen en Washington, 4 de junio de 2018.

 

Por su parte, el jefe de la Diplomacia turca afirmó que espera que el plan conjunto con el país norteamericano para retirar a las formaciones kurdas en la citada localidad siria se implemente en los próximos seis meses.

“Esperamos resolver el problema en seis meses, tal vez incluso antes”, precisó Cavusoglu en declaraciones a la prensa en Washington, y agregó que el objetivo del plan acordado es la erradicación de todas las organizaciones terroristas de Manbiy y el consecuente establecimiento de la seguridad permanente en esta localidad.

Turquía se ha enfurecido por el apoyo estadounidense a las milicias kurdas de Unidades de Protección Popular (YPG, por sus siglas en kurdo) en Siria y ha amenazado con llevar su ofensiva de la región de Afrin (en Alepo) a Manbiy, arriesgándose a una confrontación con las tropas estadounidenses estacionadas allí.

Ankara considera a las YPG terroristas por sus estrechos vínculos con el Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK, por sus siglas en kurdo), una milicia kurda activa en el sureste de Turquía. Las autoridades turcas temen que el fortalecimiento de los kurdos en el norte de Siria dé alas a su propia insurgencia, pero Washington sigue considerando a los kurdos un aliado indispensable para llevar adelante sus intereses en Siria y por ello los respalda.

ftn/ncl/fdd/hnb

Comentarios