• Soldados estadounidenses descargan equipos de combate pesados cerca de la base militar de Pabrade en Lituania, 21 de octubre de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 18 de diciembre de 2019 8:40

Rusia advierte de que la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) se está preparando para utilizar sus militares en un conflicto a gran escala.

El jefe del Estado Mayor ruso, el general Valeri Guerásimov, alertó el martes sobre el aumento de las actividades militares que el organismo está llevando a cabo en Europa.

En los países bálticos y Polonia, los mares Negro y Báltico se intensifica la actividad militar, aumenta la intensidad de los ejercicios militares del bloque. Sus escenarios apuntan a una preparación concertada de la OTAN para el uso de sus tropas en un conflicto militar a gran escala”, precisó.

LEER MÁS: OTAN envía a Rusia “señal muy fuerte” con su presencia en Polonia

La autoridad castrense rusa también puso en entredicho las actividades de Estados Unidos para desplegar sus sistemas de defensa antimisiles en Europa.

 

Guerásimov criticó también las pretensiones expansionistas del bloque militar y su decisión para garantizar el dominio de la Alianza Atlántica en todas las áreas: terrestre, aérea, marítima y ciberespacio, medida que acordaron los 29 Estados miembros en una reunión celebrada el 4 de diciembre en Londres, capital británica.

Durante dicho encuentro, anunciaron, además, su decisión de sumar 130 millones de dólares en las inversiones de defensa, cifra que aumentaría el presupuesto del bloque a 400 millones de dólares para el 2024.

LEER MÁS: Aumento del gasto de la OTAN es un movimiento ‘antirruso agresivo’

Al respecto, el general ruso aseveró que dicho plan atiza tensiones en todos los frentes: “Las acciones de la Alianza [Atlántica] aumentan la tensión y reducen el nivel de seguridad en la línea de contacto Rusia-OTAN”, enfatizó Guerásimov.

La raíz del evidente deterioro en los lazos bilaterales entre Moscú y el Occidente se detecta en la crisis en el este de Ucrania en 2014, y la anexión de Crimea a la Federación Rusa que se produjo dos años después.

El Occidente acusa a Rusia de tener ambiciones expansionistas y la considera “una amenaza” a la soberanía de otros países. El Kremlin, no obstante, tilda de puras calumnias tales observaciones.

Pese al considerable aumento en gasto militar occidental, el experto militar norteamericano Lyle J. Goldstein aseguró en un artículo publicado por el portal estadounidense The National Interest, que a Rusia solo le bastarán unas horas para derrotar a Estados Unidos y las fuerzas de la OTAN en caso de una guerra.

msm/ktg/mnz/msf