• El canciller ruso, Sergei Lavrov (dcha.) y su par chino, Wang Yi, tras una rueda de prensa conjunta en Sochi (Rusia), 13 de mayo de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 13 de mayo de 2019 15:06
Actualizada: lunes, 13 de mayo de 2019 17:10

El canciller ruso defiende el derecho de Irán a reducir varios de sus compromisos respecto al acuerdo nuclear tras la retirada unilateral de EE.UU. del mismo.

Serguéi Lavrov ha precisado hoy lunes que el acuerdo nuclear contiene disposiciones claras que implican que Irán asumió los compromisos voluntariamente y podría suspenderlos si otros signatarios del pacto no cumplen con su parte.

Hablando con periodistas tras una rueda de prensa con su homólogo chino, Wang Yi, el canciller ruso ha explicado que Moscú y Pekín piden mantener con vida el acuerdo nuclear de 2015 y consideran ilegítimas las sanciones unilaterales reimpuestas por EE.UU. contra Teherán. Las restricciones, ha proseguido Lavrov, están dirigidas a detener las exportaciones del petróleo de Irán.

“También destacamos que la República Islámica de Irán sigue comprometida con el Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés) y espera lo mismo de nuestros colegas europeos”, ha apostillado el máximo titular ruso usando el nombre oficial del pacto nuclear.

Tanto el PIAC, como la resolución 2231 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) que ratifica el pacto, “garantizan el derecho de Irán a suministrar libremente su petróleo a los mercados mundiales”, ha agregado Lavrov, denunciando los embargos estadounidenses que buscan “reducir a cero” las exportaciones del crudo iraní.

También destacamos que la República Islámica de Irán sigue comprometida con el Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés) y espera lo mismo de nuestros colegas europeos”, ha apostillado el canciller ruso, Serguéi Lavrov, usando el nombre oficial del pacto nuclear Irán-Grupo 5+1.

El pasado 8 de mayo, justo un año después de que Washington matara el acuerdo nuclear suscrito por Irán y el Grupo 5+1 (entonces integrado por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), la República Islámica comunicó su decisión de recortar parte de sus obligaciones en el marco del PIAC, pero aún sin dejarlo.

En esta misma línea, el presidente persa, Hasan Rohani, dio un ultimátum de 60 días al resto de firmantes del pacto para que tomen medidas capaces de hacer frente a los embargos estadounidenses, sobre todo los impuestos a los sectores petrolero y bancario.

“El PIAC sigue en pie. Anunciamos nuestra reducción, no nuestra salida. El acuerdo necesita una cirugía, esta es para salvarlo y no para destruirlo”, aclaró Rohani, asegurando que, si Europa cumple con el pacto, Irán también seguirá cumpliendo plenamente el pacto.

ftm/sjy/ftn/rba

Comentarios