• El relator especial de la ONU para los derechos humanos en Palestina, Michael Lynk.
Publicada: jueves, 11 de julio de 2019 10:17
Actualizada: viernes, 12 de julio de 2019 0:55

El relator especial de la ONU para los derechos humanos en Palestina, Michael Lynk, solicitó al mundo que considere el corte de lazos con Israel.

“La comunidad internacional tiene que ver el menú disponible de contramedidas que se usa comúnmente en una amplia gama de países que involucran graves violaciones de derechos humanos, y tiene que decidir cuáles son las apropiadas a considerar con respecto a Israel”, declaró Michael Lynk, según ha informado hoy jueves la cadena catarí de noticias Al-Jazeera.

De acuerdo con Lynk, la comunidad internacional tiene muchas responsabilidades ante las violaciones de los DD.HH. por parte de Israel y, por tanto, debe decir al régimen de Tel Aviv: “Su membresía o privilegios a través de acuerdos bilaterales o multilaterales con respecto a su economía, las relaciones políticas y culturales serán cuestionadas y revisadas, a menos que muestres intentos genuinos de desenrollar y deshacer la ocupación”.

El relator de la Organización de las Naciones Unidas está de visita en Amán, la capital de Jordania, para reunirse con funcionarios y activistas israelíes y palestinos, en el marco de una investigación que presentará en octubre.

La comunidad internacional tiene que ver el menú disponible de contramedidas que se usa comúnmente en una amplia gama de países que involucran graves violaciones de derechos humanos, y tiene que decidir cuáles son las apropiadas a considerar con respecto a Israel”, declaró el relator especial de la ONU para los derechos humanos en Palestina, Michael Lynk, mientras  solicitó al mundo que revise los lazos con Israel .

 

Hablando por teléfono desde Amán, Lynk enfatizó a Al-Jazeera que los miembros de la ONU deberían considerar todo, desde cortar los lazos culturales con Israel hasta suspender su membresía en el organismo.

LEER MÁS: Amnistía: Israel tortura, mata a menores palestinos con impunidad

Los pasados informes de Lynk acerca de la situación de los DD.HH. en Palestina y sus conclusiones han sido siempre criticados por Estados Unidos e Israel.

Los asentamientos construidos en Cisjordania, tierra ocupada por Israel desde 1967, son ilegales desde el punto de vista del derecho internacional y, de acuerdo con gran parte de la comunidad internacional, suponen un enorme obstáculo para la paz. 

En los últimos años, y en especial tras la llegada al poder de Donald Trump en EE.UU. (enero de 2017) y debido a los amplios apoyos del inquilino de la Casa Blanca a Israel, las autoridades israelíes han impulsado varias medidas fuertemente criticadas y de carácter ilegal, como la apropiación de más tierras palestinas.

LEER MÁS: Moragón: EEUU apoya cualquier tropelía y barbaridad de Israel

nlr/ncl/msm/hnb

Comentarios