• El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ofrece una conferencia de prensa en la Ciudad de México, 14 de enero de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 16 de enero de 2019 18:36
Actualizada: jueves, 17 de enero de 2019 14:59

El Gobierno de México se ofrece como mediador en Venezuela y Nicaragua con pleno respeto al principio de no intervención, en caso de que sea requerido.

El subsecretario para la región de América Latina y el Caribe de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, Maximiliano Reyes Zúñiga, ha señalado ante el Senado de su país la disposición de las autoridades a hacer de mediador para contribuir a resolver las crisis políticas de Venezuela y Nicaragua.

“Que quede claro, México está en plena disposición de fungir como puente de diálogo y mediador de los conflictos internos de ese país, si así es requerido”, dijo el dignatario sobre Venezuela, según informaron el martes medios locales como La Razón.

Respecto a Nicaragua, donde el año pasado hubo protestas contra el Gobierno del presidente Daniel Ortega, Reyes Zúñiga señaló que México estaría listo para participar, de recibir una invitación de Managua, “en todo mecanismo de facilitación y mediación del diálogo que permita el acercamiento de las partes en conflicto, con pleno respeto a sus asuntos internos y a su autodeterminación”.

Que quede claro, México está en plena disposición de fungir como puente de diálogo y mediador de los conflictos internos de ese país, si así es requerido”, ha declarado el subsecretario para la región de América Latina y el Caribe de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, Maximiliano Reyes Zúñiga, en alusión a Venezuela.

 

El alto funcionario recalcó que la nueva Administración mexicana, que preside Andrés Manuel López Obrador, fundamentará sus relaciones con los países de la región sobre la base del respeto a “los principios constitucionales de no intervención, autodeterminación de los pueblos, solución pacífica de controversias, respeto a los derechos humanos y cooperación internacional para el desarrollo”.

Para México, indicó el subsecretario de Relaciones Exteriores, “es momento de volver a mirar al sur para consolidar su presencia como un actor regional relevante”.

El Gobierno mexicano se abstuvo esta semana en la votación del consejo permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) para desconocer el nuevo mandato del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. Asimismo se había negado a firmar la declaración del 4 de enero del llamado Grupo de Lima, que calificó de “ilegítimo” al nuevo Gobierno de Maduro, siendo el único de los 14 países que lo integran en hacerlo.

El Ejecutivo de López Obrador insiste en mantener su posición de no intervención y el respeto a la soberanía y autonomía de otros países como uno de los pilares de su política exterior.

tmv/mla/hgn/mjs

Comentarios