• El futuro canciller del Gobierno mexicano de AMLO, Marcelo Ebrard Casaubón.
Publicada: lunes, 9 de julio de 2018 23:11

México, bajo el gobierno de López Obrador, no intervendrá en conflictos de otros países como Venezuela y Nicaragua, anuncia el futuro canciller mexicano.

“México va a seguir una política exterior respetuosa de la no intervención (...) y, hasta ahora, no estamos vislumbrando abandonar esa política”, ha enfatizado el electo secretario de Relaciones Exteriores mexicano, Marcelo Ebrard Casaubónbrard, en una entrevista con un medio local, publicada este lunes.

Para precisar la política exterior que adoptará el izquierdista Andrés Manuel López Obrador (AMLO) a partir del 1 de diciembre próximo cuando asuma la Presidencia de México, el canciller elegido puso como ejemplo la postura actual que sigue el Gobierno de Enrique Peña Nieto en los casos de Venezuela y Nicaragua

De este modo, Ebrard Casaubónbrard, jefe de Gobierno de la Ciudad de México entre 2006 y 2012, considera que acudir a la Organización de Estados Americanos (OEA) a denunciar asuntos de otras naciones es una forma de intervención.

El pasado 5 de junio, la OEA aprobó una resolución, tras presiones de Estados Unidos, para suspender a Venezuela de este organismo.

México va a seguir una política exterior respetuosa de la no intervención (...) y, hasta ahora, no estamos vislumbrando abandonar esa política”, anuncia el futuro canciller mexicano, Marcelo Ebrard Casaubón.

 

Asimismo, desconoció al Gobierno venezolano, presidido por Nicolás Maduro, por considerarlo ilegítimamente electo; pese a que observadores internacionales de las elecciones del pasado 20 de mayo las elogiaron y calificaron de “libres e imparciales”. Caracas denunció como injerencista la decisión de la OEA.

Respecto a Nicaragua, la OEA pide adelantar las elecciones para solventar la actual crisis política, promovida por opositores al Gobierno de Daniel Ortega, con el respaldo de Estados Unidos.

En otra parte de la entrevista, el próximo funcionario mexicano Ebrard se ha preguntado “¿La intervención a qué ha llevado?” y ha resaltado que durante el mandato del presidente Vicente Fox (2000-2006) se adoptaron “posturas muy difíciles de entender” que no beneficiaron a México.

No obstante, ha asegurado que el país latinoamericano tendrá una intensa agenda en materia de derechos humanos, en los planos nacional e internacional y, en particular, ha mencionado la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

mtk/ncl/zss/hnb

Comentarios