• El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, junto a varios funcionarios del país.
Publicada: martes, 15 de octubre de 2019 23:35
Actualizada: miércoles, 16 de octubre de 2019 2:44

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, cambia la jefatura de las Fuerzas Armadas dos días después del fin de las protestas en el país.

Moreno ha designado este martes jefe del Comando Conjunto de Fuerzas Armadas (FF.AA) al general de división Luis Lara Jaramillo. También ha nombrado al general de brigada Luis Altamirano Junqueira comandante general del Ejército.

El Ministerio de Defensa argumenta que estos cambios están basados en la Constitución que establece que “son atribuciones del presidente de la República ejercer la máxima autoridad de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional y designar a los integrantes del alto mando militar y policial”.

Las medidas quedaron oficializadas a través de dos ejecutivas, la número 895 y la 896, y las firmó el jefe de Estado dos días después de que finalizara las movilizaciones contra el Gobierno.

Son atribuciones del presidente de la República ejercer la máxima autoridad de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional y designar a los integrantes del alto mando militar y policial”, según el Ministerio de Defensa de Ecuador.

 

Desde el 2 de octubre, los ecuatorianos, en especial los indígenas, salieron a las calles para protestar contra el ‘paquetazo’ anunciado por el presidente, que incluía una serie de medidas económicas como, por ejemplo, la eliminación del subsidio al combustible.

Las tensiones se elevaron al punto de que Moreno ordenó el Estado de Excepción y un toque de queda en Quito, la capital, a fin de controlar las manifestaciones, en las que ocho personas resultaron muertas, 1340 heridas y 1192 detenidas.

LEER MÁS: Policía carga contra indígenas tras llamada al diálogo de Moreno

El 13 de octubre el presidente Moreno derogó el Decreto 883, en el que se eliminaba el subsidio a la gasolina extra y al diesel, y llegó a un acuerdo con los indígenas.

Asimismo, el 14 de octubre, tras el acuerdo entre los indígenas y el Gobierno, la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) reclamaba la destitución del ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, y de la ministra de Gobierno (Interior), María Paula Romo, culpándolos de que “no midieron, nunca analizaron, para tomar decisiones” sobre las manifestaciones.

nkh/mjs/nii/