• El presidente de Bolivia, Evo Morales, en conferencia de prensa en Palacio de Gobierno, 12 de marzo de 2018.
Publicada: miércoles, 14 de marzo de 2018 14:42

El presidente de Bolivia, Evo Morales, instó el martes a los países de la región a no amilanarse ante las amenazas de Estados Unidos si no quieren que Washington convierta América Latina en una nueva Libia o Irak, a la vez que reiteró su apoyo a Cuba y Venezuela.

Reunido con corresponsales de prensa internacional, Morales recordó palabras del difunto líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, quien le dijo que “nunca hay que tenerle miedo al imperio”, y afirmó que Bolivia ha aumentado ahora las exportaciones y la inversión, superando “chantajes” y “amenazas” de EE.UU. en su contra, “lo cual demuestra la importancia de liberarnos”.

En este sentido, el mandatario boliviano señaló que quienes ahora acusan a Gobiernos legítimamente electos del continente de ser dictaduras son, precisamente, los que diseñaron intrigas como el Plan Cóndor para apoyar a auténticas dictaduras.

“Siempre va a ser esa la política de Estados Unidos: intervención con cualquier pretexto, bajo acusaciones de comunistas, rojos, narcotraficantes, terroristas, o dictaduras autoritarias como nos llaman ahora, aunque en el fondo queda claro su interés geopolítico”, explicó.

Siempre va a ser esa la política de Estados Unidos: intervención con cualquier pretexto, bajo acusaciones de comunistas, rojos, narcotraficantes, terroristas, o dictaduras autoritarias como nos llaman ahora, aunque en el fondo queda claro su interés geopolítico”, explicó el presidente de Bolivia, Evo Morales.

 

El país en el que Washington busca ahora llevar a cabo una intervención, apoyándose en distintas acusaciones es la Venezuela presidida por Nicolás Maduro, sin más objetivo real que “adueñarse del petróleo venezolano y de sus riquezas naturales”, denunció Morales.

Como muestra de ese interés, el mandatario citó el caso de Libia y de Irak, ambos países bombardeados por EE.UU.: en el primero de ellos hoy no hay Estado ni Gobierno, y las empresas transnacionales estadounideses y de la Unión Europea (UE) le están robando su petróleo, aseveró el jefe de Estado.

En otra parte de sus declaraciones, Morales lamentó la posición adoptada por algunos Gobiernos iberoamericanos para crear división en la región y actuar contra los objetivos de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), que busca liberar a la región de “la dominación y las intervenciones de Estados Unidos”.

Evo Morales criticó en particular al Grupo de Lima, del que aseguró que está conformado por Gobiernos “amigos” del presidente de EE.UU., Donald Trump, que no quieren que Maduro participe en la próxima Cumbre de las Américas, que se celebrará en Lima en abril.

Según el mandatario boliviano, la razón por la que “EE.UU. usa a un grupo de países para vetarlo” no es otra sino la política “antiimperialista y anticapitalista” de Maduro.

tmv/mla/ftm/mkh

Comentarios