• El candidato presidencial argentino, Alberto Fernández, en un mitin electoral, Buenos Aires (capital), 11 de agosto de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 30 de agosto de 2019 23:52

La actual crisis económica de Argentina es un déjà vu del 2001, por lo que el FMI tiene la culpa, dice el candidato presidencial de la oposición argentina.

Alberto Fernández se ha referido a la decisión del Gobierno del presidente Mauricio Macri, anunciada el miércoles por el ministro de Economía, Hernán Lacunza, de “reperfilar” la deuda que el país mantiene con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y ha considerado la medida como “un déjà vu del 2001”, dado que el Ejecutivo está provocando “un daño” al país similar al de aquel año.

“Esta crisis es un déjà vu del 2001 (…) Lo que quiero que entiendan es que el FMI es culpable de esta situación (...) Fue un acto de complicidad con el Gobierno de Mauricio Macri. Fue el desembolso más caro de la historia de la humanidad y se lo dieron a un gastador compulsivo”, ha afirmado Fernández en una entrevista concedida al diario estadounidense The Wall Street Journal y publicada este viernes.

Argentina “está en un default virtual escondido”, que provoca la caída de reservas y un crecimiento de la pobreza, entre otros, ha denunciado Fernández, antes de mencionar que “ahora no hay nadie tomando deuda argentina ni nadie que pueda pagarla”.

LEER MÁS: Pobreza en Argentina alcanza la cifra récord del 35%

LEER MÁS: Fernández acusa a Macri y FMI de “catástrofe social” en Argentina

Ante tal coyuntura, Fernández ha descartado que “Macri sea la solución” y ha asegurado que, de ser electo como presidente, “no va a pedir permiso a FMI” para implementar su política económica.

Esta crisis es un déjà vu del 2001 (…) Lo que quiero que entiendan es que el FMI es culpable de esta situación (...) Fue un acto de complicidad con el Gobierno de Mauricio Macri. Fue el desembolso más caro de la historia de la humanidad y se lo dieron a un gastador compulsivo”, ha afirmado el candidato presidencial argentino, Alberto Fernández.

 

El aspirante a la Presidencia de Argentina por el Frente de Todos, cuya victoria en las elecciones primarias dejó casi sin oportunidades de reelección a Macri, es un crítico del acuerdo en “stand-by” por 57 000 millones de dólares firmado por Macri con el FMI en el 2018, y prometió renegociarlo, si es electo en las urnas el próximo octubre.

Conforme a diversos expertos económicos y políticos, Argentina registra actualmente un 9,1 por ciento de desempleo y una inflación del 55 por ciento.

El pueblo responsabiliza a Macri de haber socavado la economía, con medidas conflictivas como tarifazos en los servicios básicos y transporte, despidos masivos y la orientación general a los recortes y préstamos recibidos al FMI que, según algunos expertos, pueden endeudar muy gravemente al país. El FMI también admite que Macri no tiene capacidad para afrontar la crisis económica que sufre Argentina.

 

¿Cómo fue la crisis argentina del 2001?

Argentina está en el ojo de la tormenta. Su moneda, el peso, va perdiendo cada vez más su valor, la inflación sigue muy alta y el país entra este año en recesión. La actual crisis económica y financiera recuerda a muchos la que sufrieron en el 2001.

El actual cese de pagos tiene su origen en la crisis a principios de la década pasada, la grave crisis de ese entonces llevó a que el país declarara la mayor moratoria de su historia.

En 1999, la onda expansiva de la crisis financiera mundial —iniciada en 1997— afectó al país y lo empujó a una recesión. Para responder a las exigencias del FMI, el Gobierno adoptó planes de austeridad y amplío los aumentos de impuestos. Estas medidas desataron huelgas que sacudieron a la nación.

Para detener la corrida bancaria (el retiro masivo de depósitos ante la desconfianza de la economía) e impedir la quiebra de los bancos, a principios de 2001, el Gobierno de Fernando de la Rúa ordenó el congelamiento de los depósitos: cerca de 70 000 millones de dólares.

“Patria o Buitres” es una de las consignas que se leen en estos días en las calles del país, en referencia a la disputa legal que tiene el Gobierno con fondos que no aceptaron un acuerdo tras la moratoria (default o cesación de pagos) del 2001.

ask/ctl/alg

Comentarios