• Argentinos acampados frente al Ministerio de Desarrollo Social reclaman un plan de emergencia alimentaria, 12 de septiembre de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 13 de septiembre de 2019 5:24
Actualizada: viernes, 13 de septiembre de 2019 5:48

Tras las masivas protestas del pueblo, el Congreso de Argentina abogó por aprobar una ley de Emergencia Alimentaria ante la crisis económica que vive el país.

Los diputados sancionaron el jueves al final de una sesión de tres horas el proyecto de la Emergencia Alimentaria que estará vigente hasta el 2022.

El jefe del bloque Movimiento Evita en Diputados, Leonardo Grosso, principal impulsor del proyecto, defendió la medida y subrayó la necesidad de aprobar esta norma argumentando que Argentina se encuentra en emergencia.

“Cualquier política pública que se defina o que se lleve adelante para combatir el hambre, es una política pública que llega tarde. Lo digo porque algunos se han jactado de dar el debate, o de dar quórum, o aportar los dos tercios. Estamos llegando tarde porque hay gente que no come”, apostilló.

LEER MÁS: Gobernadores argentinos denuncian la política económica de Macri

El proyecto establece un “incremento de emergencia” de, como mínimo, el 50 % de las partidas presupuestarias vigentes este año y obliga al Ejecutivo a actualizar trimestralmente estas partidas según la variación de la canasta básica alimentaria que informan el Instituto Nacional de Estadística y Censos de Argentina (Indec) y el Índice de Precios al Consumidor (IPC) del organismo estadístico.

Cualquier política pública que se defina o que se lleve adelante para combatir el hambre, es una política pública que llega tarde. Lo digo porque algunos se han jactado de dar el debate, o de dar quórum, o aportar los dos tercios. Estamos llegando tarde porque hay gente que no come”, reconoció el jefe del bloque Movimiento Evita en Diputados, Leonardo Grosso, principal impulsor del proyecto de la Emergencia Alimentaria en el Congreso de Argentina.

 

Más allá de lo parlamentario, el proyecto está apoyado por la Iglesia católica, la Confederación General del Trabajo (CGT), la Central de Trabajadores de Argentina (CTA), la Unión Industrial Argentina (UIA) y principalmente, el sector trabajador que con una marcha masiva que hizo ayer frente a la puerta del Congreso presionó a los diputados para que aprueben la norma.

La crisis económica que azota el país austral, de la que los argentinos responsabilizan al actual presidente, Mauricio Macri, por medidas draconianas, se ha agravado tras las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) del 11 de agosto, en las que Macri sufrió una derrota ante su rival de la fórmula kirchnerista Frente de Todos, Alberto Fernández. 

LEER MÁS: Fernández: Gobierno de Macri fue una ‘estafa’ para toda Argentina

El líder opositor reconoció ayer que Argentina vive una situación difícil por lo que llamó a no complicar más el escenario y evitar situaciones que generan la confrontación o la violencia.

Su advertencia se produjo luego de que los agentes policiales reprimieran con violencia la protesta de unas 150 000 personas que reclamaban a las autoridades un plan de emergencia alimentaria ante el incremento de precios de los alimentos básicos.

LEER MÁS: Fuertes choques en Argentina en reclamo de emergencia alimentaria

msm/ktg/hnb

Comentarios