• Varios agentes de la Policía de Arabia Saudí participan en un patrullaje en Riad, la capital saudí.
Publicada: martes, 8 de enero de 2019 10:40

Las fuerzas de seguridad de Arabia Saudí irrumpieron en una aldea en la ciudad de Al-Qatif, de mayoría chií, y mataron a cinco personas.

Los militares realizaron una redada en la aldea de Um al-Hamam, ubicada en la provincia Oriental, donde mataron a tiros a cinco personas e hirieron a varias otras. Las fuerzas saudíes destruyeron varias viviendas, disparando ráfagas de artillería y granadas de mortero.

El objetivo de la operación, según las fuerzas gubernamentales, era la detención de varias personas buscadas por el régimen.

El incidente provocó el lunes una ola de indignación y protestas en las redes sociales. Los internautas denunciaron el uso de la fuerza excesiva por los militares saudíes y la campaña incesante de represión contra la minoría chií en Arabia Saudí.

Desde el año 2011, la provincia Oriental ha sido escenario de protestas y enfrentamientos debido a la marginación legal que sufren los chiíes, que no pueden ingresar en el Ejército o trabajar para los Ministerios del Interior o Asuntos Exteriores.

La población chií reclama también la protección de la libertad de expresión, la liberación de los presos políticos y el fin de la discriminación económica y religiosa.

 

El régimen gobernante de Al Saud ha respondido siempre con mano dura las protestas de la población chií, lo que ha tensado aún más la situación en esta región. Las manifestaciones antigubernamentales en la provincia Oriental se han intensificado desde enero de 2016 cuando el régimen ejecutó al prominente clérigo chií el sheij Nimr Baqer al-Nimr.

En 2017, las protestas se extendieron en la ciudad chií de Al-Awamiya, también en la provincia Oriental. Arabia Saudí reprimió con fuerza varias protestas que se estaban celebrando contra el intento del Ejecutivo de demoler el histórico barrio de Al-Musawara.

Decenas de civiles fueron asesinados durante la represión militar que duró una semana en Al-Musawara y unas 30 000 personas tuvieron que huir de la ciudad.

ftm/rha/nlr/mkh

Comentarios