• El portavoz del movimiento popular yemení Ansarolá, Muhamad Abdel Salam.
Publicada: sábado, 20 de julio de 2019 22:46
Actualizada: domingo, 21 de julio de 2019 0:31

Ansarolá explica que el Gobierno saudí acoge la llegada de tropas de EE.UU. al reino árabe, puesto que no puede salir del lodazal, donde está atascado en Yemen.

“Un reino está sumergido en el lodo en Yemen y no sabe cómo deshacerse de este problema, y (por tanto) celebra la llegada de 500 soldados estadounidenses que lo protegerán, y confía en la protección estadounidense y británica para asegurar su permanencia”, ha ironizado el portavoz del movimiento popular yemení Ansarolá, Muhamad Abdel Salam, en un mansaje publicado en su cuenta de Facebook.

Ayer viernes, Estados Unidos autorizó el desplazamiento de tropas adicionales y equipamiento militar a Arabia Saudí, so pretexto de reforzar la capacidad de Washington para defender sus intereses en la zona.

Este despliegue adicional de efectivos del Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono) cuenta con el beneplácito del rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdulaziz al Saud, tal y como informó la agencia estatal SPA citando a varias fuentes del Ministerio de Defensa de ese país árabe.

LEER MÁS: EEUU despliega de nuevo sus tropas en Arabia Saudí

En otra parte de sus declaraciones, el funcionario yemení ha comparado el servilismo de Arabia Saudí con la independencia de la República Islámica de Irán; “Hay una gran diferencia entre Arabia Saudí y un Estado independiente que lucha solo contra la arrogancia global”, ha enfatizado Abdelsalam.

Un reino está sumergido en el lodo en Yemen y no sabe cómo deshacerse de este problema, y (por tanto) celebra la llegada de 500 soldados estadounidenses que lo protegerán, y confía en la protección estadounidense y británica para asegurar su permanencia”, subraya el portavoz del movimiento popular yemení Ansarolá, Muhamad Abdel Salam.

 

El envío de soldados por parte de EE.UU., —a miles de kilómetros de distancia de sus fronteras— según varios medios de comunicación, constituye un nuevo acto de provocación que busca allanar el camino para el estallido de nuevos conflictos regionales a fin de vender armas a las naciones implicadas en dicha crisis.

En cuanto a la política desestabilizadora de la Casa Blanca proyectada para la región, a mediados de junio, la División Aeroespacial del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán derribó un dron espía agresor de EE.UU. que violó el espacio aéreo iraní en la provincia meridional de Hormozgan.

LEER MÁS: Trump afirma que EEUU derribó un “dron iraní” en estrecho de Ormuz

El jueves, Trump sostuvo que la Armada de Estados Unidos había derribado un “avión no tripulado (dron) de Irán” después de haberse acercado a poco más de 900 metros de uno de sus buques en el estrecho de Ormuz, una alegación desmentida, posteriormente, por las autoridades persas.

mkh/ncl/rba

Comentarios