• El representante venezolano ante la ONU, Jorge Valero, en una entrevista con AFP, 16 de abril de 2019.
Publicada: martes, 16 de abril de 2019 21:13
Actualizada: miércoles, 17 de abril de 2019 0:21

Para Caracas, la insistencia de EE.UU. en enviar “ayuda humanitaria” a Venezuela es una cortina de humo destinada a invadir el país suramericano.

“Nunca podremos aceptar los intentos de usar el apoyo humanitario para promocionar una invasión extranjera en nuestro país”, ha insistido este martes el representante venezolano ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Jorge Valero.

A continuación, ha explicado que por dichas razones Caracas rechaza “firmemente” los llamados de Washington para que permitan la entrada de su “supuesta ayuda humanitaria” a Venezuela, que, a su juicio, no es nada más que un “mecanismo para una intervención”.

Recuerda, a su vez, que su país acoge con beneplácito la ayuda humanitaria que proviene de “países amigos” y de los que respetan la soberanía nacional de Venezuela, y como ejemplo menciona el acuerdo alcanzado la semana pasada con el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

Nunca podremos aceptar los intentos de usar el apoyo humanitario para promocionar una invasión extranjera en nuestro país”, señala el representante venezolano ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Jorge Valero, en alusión a la “ayuda humanitaria” de EE.UU. para Venezuela.

 

En otro momento de su entrevista con la agencia francesa de noticias AFP, Valero culpa de los “problemas económicos” que sufre su país a las sanciones impuestas por Estados Unidos y a su “guerra económica” contra Venezuela.

“Las sanciones causan [...] dolor, sufrimiento, miseria, destrucción, enfermedades. Las sanciones matan”, ha subrayado el embajador venezolano ante el organismo de la ONU, añadiendo que la salida de los venezolanos de su patria era también “consecuencia directa de la guerra económica” de EE.UU.

Además, Valero ha criticado los esfuerzos de la Administración del presidente estadounidense, Donald Trump, para impedir que Venezuela ocupe durante un mes la Presidencia de la Conferencia del Desarme de la ONU en Ginebra (Suiza) en mayo, y tacha la postura de la Casa Blanca de “ridícula”.

Con evidente sarcasmo, ha sugerido que Washington invite a Juan Guaidó —líder opositor que se autoproclamó “presidente interino” de Venezuela— para que los represente en dicha comisión: “Si el Gobierno de EE.UU. quiere tanto a su títere [Juan Guaidó], que lo sienten en su silla, que lo sienten en la silla de Estados Unidos”.

zss/hnb/nii/

Comentarios