• El presidente venezolano, Nicolás Maduro, habla durante la transmisión de un programa de televisión, 24 de septiembre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 26 de septiembre de 2018 17:52

Tras las declaraciones belicistas en la ONU del presidente de EE.UU., Donald Trump, Caracas lo ha acusado de promover una “insurrección militar” en Venezuela.

“El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela manifiesta su más enérgico rechazo ante las declaraciones belicistas e injerencistas emitidas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, orientadas a promover una insurrección militar en el país”, manifesta hoy miércoles la Cancillería de Venezuela mediante un comunicado.

El inquilino de la Casa Blanca declaró el martes ante los periodistas, al margen de la Asamblea General de Naciones Unidas (ONU), que la Administración del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, podría ser derrotada muy rápidamente si las Fuerzas Armadas venezolanas se decidieran a ello.

El mandatario estadounidense además insistió ambiguamente en que Washington mantiene “sobre la mesa” la “opción” de agredir militarmente al país sudamericano.

La nota acentúa que este pronunciamiento evidencia “la política de cambio de régimen que promueve su Gobierno con la participación de algunos Gobiernos latinoamericanos”.

El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela manifiesta su más enérgico rechazo ante las declaraciones belicistas e injerencistas emitidas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, orientadas a promover una insurrección militar en el país”, manifestó ayer martes la Cancillería de Venezuela mediante un comunicado.

 

El texto subraya además que no son “un elemento aislado”, dado que, asegura, “emergen en un contexto de sucesivas amenazas de intervención militar en Venezuela y bajo el incremento de la presencia militar estadounidense en la región, tendentes a crear un conflicto regional de proporciones insospechadas”.

El Gobierno de Caracas señaló así que ante las declaraciones de Trump “rinde homenaje a la dignidad y honor de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana” y manifestó “su compromiso con la paz y la estabilidad regional”.

La Administración de Venezuela ha denunciado una campaña en los medios de comunicación de Estados Unidos, la derecha venezolana, algunos países latinoamericanos y bloques regionales con el objeto de desprestigiar y derrocar al Gobierno de Venezuela.

Caracas ha criticado en reiteradas ocasiones la “guerra psicológica” promovida por Washington y sus aliados regionales para “hacer creer al mundo que hay una crisis humanitaria” en la República Bolivariana.

fmd/mla/mkh/mjs