• Cancilleres de Cuba y Venezuela, Bruno Rodríguez y Jorge Arreaza, respectivamente, en la reunión de ALBA-TCP en Nueva York, 23 de septiembre de 2019.
Publicada: martes, 24 de septiembre de 2019 9:33

Los países que integran la ALBA-TCP condenan las sanciones unilaterales contra Cuba y Venezuela que otras naciones regionales las impulsan como el TIAR.

Durante una reunión celebrada el lunes en la sede de la misión de Cuba ante la Organización de la Naciones Unidas (ONU) en Nueva York, los miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América ̶̶̶̶̶̶ Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) aprobaron una declaración en rechazo a las sanciones y medidas coercitivas unilaterales que países como EE.UU., Chile y Brasil lanzan contra las naciones caribeña y bolivarianas.

Previamente a la reunión de la ALBA-TCP y en otro emplazamiento de la urbe neoyorquina, los cancilleres de los países que conforman el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) acordaron activar este pacto e imponer mayores sanciones contra Venezuela.

LEER MÁS: Presidente de Cuba denuncia activación del TIAR contra Venezuela

En este encuentro de la ALBA-TCP, que se llevó a cabo al margen de la 74.° Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) y donde muchos jefes de Estado y Gobierno se encuentran en la ciudad estadounidense de Nueva York para abordar temas de suma importancia para sus respectivos países, los presentes por medio de una resolución mostraron su rotundo rechazo a todas aquellas iniciativas imperialistas que buscan doblegar la voluntad de las naciones soberanas que no se someten a los dictados de Estados Unidos.

En el documento denunciaron la imposición de nuevas medidas punitivas unilaterales contra el pueblo cubano, y deploraron la expulsión de dos diplomáticos de la misión de la isla caribeña ante la ONU por parte de las autoridades de Estados Unidos, así como mayores restricciones de movimiento para el personal de esa legación.

LEER MÁS: Cuba critica la injustificada expulsión de sus diplomáticos de EEUU

LEER MÁS: ‘Trump se ensaña contra Cuba con mayor ímpetu que otros’

Tal acción está en línea con la política de acoso y asfixia económica que el Gobierno de Estados Unidos aplica contra el pueblo de Venezuela en los últimos años, especialmente en el área económica”, recoge una declaración condenatoria de los países de la ALBA-TCP a la activación del mecanismo del pacto de defensa interamericano TIAR.

 

“Quieren provocar una escalada diplomática que conduzca al cierre de embajadas en ambos países y buscan pretextos para recrudecer el bloqueo contra Cuba”, señala el texto.

En otra parte de la resolución, las partes reunidas advirtieron del carácter ilegal del pacto de defensa interamericano TIAR, que se activó tras la luz verde que dió la Organización de Estados Americanos (OEA), para el posible uso de la fuerza en el caso de Venezuela.

“Tal acción está en línea con la política de acoso y asfixia económica que el Gobierno de Estados Unidos aplica contra el pueblo de Venezuela en los últimos años, especialmente en el área económica”, agregó la nota.

Tras recalcar que la activación del TIAR supone una amenaza para la paz y la integridad territorial de la nación bolivariana, los países de la ALBA-TCP volvieron a reiterar en que las acciones que algunos países regionales promueven sobre este tratado es “ilegal” y constituye “una violación a las leyes internacionales”.

Conforme a sus palabras, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) es la única instancia internacional con autoridad y capacidad para declarar la situación en Venezuela como una amenaza para la paz y la seguridad internacionales, y para tomar medidas mediante el uso de la fuerza.

LEER MÁS: Venezuela acusa a la OEA de propiciar una intervención militar

En una línea aún más dura y condenatoria, el titular de Exteriores venezolano, Jorge Arreaza, por su parte, hizo hincapié en que los que invocaron el TIAR contra su país están incurriendo en un acto “inhumano e ilegal”.

El jefe de la Diplomacia venezolana, asimismo, reiteró que la activación del mecanismo del TIAR es ilícita, puesto que, en 2012, el país haciendo uso de su soberanía decidió retirarse de dicho tratado. “Venezuela no hace parte del TIAR y ni siquiera hace parte de la OEA”, enfatizó.

Dicho esto, Arreaza denunció que algunos gobiernos de la región cumplen un papel servil a los intereses de Washington y agregó que como están viendo fracasar sus políticas hostiles de aislar a Venezuela, ahora prestan sus territorios para agredir a la nación sudamericana.

LEER MÁS: Arreaza: Miembros de OEA son gobiernos subordinados por el imperio

Desde su llegada a la Casa Blanca en 2017, el presidente de EE.UU., Donald Trump, no ha escatimado esfuerzos en intensificar la doctrina imperialista que sus antecesores han estado practicando durante sus mandatos para someter a los pueblos soberanos de la región y del mundo.

En cuanto a Cuba, el magnate neoyorquino ha restringido los viajes de estadounidenses y de cruceros a Cuba, ha limitado las remesas familiares, ha puesto en vigor el título III de la ley Helms-Burton, congelado por sus antecesores desde 1996, y ha presionado a bancos y navieras que negocian con la isla.

La embestida hegemónica estadounidense en caso de Venezuela se traduce en una feroz guerra económica impuesta a la población que cuenta con el apoyo público de los sectores opositores más radicales del país, liderados por el golpista jefe de la Asamblea Nacional (AN), Juan Guaidó.

Venezuela denuncia que enfrenta una arremetida de Estados Unidos, que busca por diversos medios sacar del poder al presidente légitimo Nicolás Maduro y poner en su lugar al opositor Guaidó, que en enero se autoproclamó presidente “encargado” del país.

LEER MÁS: Venezuela: EEUU busca soluciones solo para el bolsillo de Guaidó

krd/rha/msm/mkh

Comentarios