• Un convoy de vehículos militares de EE.UU. cerca de la ciudad de Qahtaniyah, Siria, 31 de octubre de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 16 de enero de 2020 16:30
Actualizada: jueves, 16 de enero de 2020 17:08

Siria y Rusia condenan los ataques de Estados Unidos y exigen la retirada de todas las fuerzas militares estadounidenses del oeste de Asia.

“La retirada de las unidades militares de Estados Unidos contribuirá indudablemente a reducir las tensiones en la región”, han enfatizado los comités de coordinación rusos y sirios para el retorno de los desplazados sirios en un comunicado emitido este jueves.

Los dos países han exigido a Washington que detenga sus prácticas que tienen como objetivo desestabilizar la situación en el oeste de Asia y comprometerse completamente con los principios de respetar la soberanía de los países.

La nota ha renovado la condena de las prácticas de escalada por parte de EE.UU. y los ataques lanzados por sus fuerzas en la región así como sus continuos intentos de provocar más tensión en Siria para justificar su presencia ilegítima y continuar saqueando los recursos naturales para el período más largo posible.

Además, los comités de coordinación sirios y rusos han exhortado a Washington a comprometerse con los principios de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

 

El texto ha advertido también de las terribles consecuencias de las medidas estadounidenses en Siria con respecto al deterioro de la situación en los campamentos de Al-Rukban (sur) y Al-Hol (noreste).

En un comunicado emitido en pasado mes de diciembre, dichos comités pidieron al Occidente que no haga oídos sordos al sufrimiento de los desplazados sirios y adopte medidas para desmantelar los campamentos y garantizar el regreso de los refugiados a sus hogares.

En noviembre, el presidente de EE.UU., Donald Trump, decidió abandonar varias posiciones en Siria. No obstante, redesplegó tropas para “proteger” el petróleo sirio, desde entonces, varios convoyes militares norteamericanos han entrado ilegalmente en el país árabe desde el vecino Irak.

Damasco asevera que Estados Unidos busca establecer su hegemonía en Oriente Medio y “llenar sus bolsillos” con los recursos naturales de la zona, como el petróleo.

ftn/lvs/rba

Comentarios