• Un coche blindado de EE.UU. patrulla por una región rica en petróleo en la provincia siria de Al-Hasaka, 6 de noviembre de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 23 de noviembre de 2019 15:10

El Gobierno de Damasco denuncia que EE.UU. sigue saqueando flagrantemente los recursos petroleros sirios ante el mutismo internacional.

“Estados Unidos ocupa los campos petroleros sirios y saquea los ingresos de los sirios y el Consejo de Seguridad mantiene elocuente silencio”, ha denunciado este sábado Bashar al-Yafari, representante permanente sirio ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En una reunión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU), el embajador sirio ha condenado una vez más la ilegal presencia militar de EE.UU. en su país, particularmente en las regiones ricas en petróleo.

Además, ha fustigado el apoyo brindado por Washington y sus aliados a los grupos terroristas en su ataque a Siria a fin de cambiar el “mapa geopolítico” de la región. Insiste en que “la guerra siria terminará cuando termine el apoyo extranjero al terrorismo”.

Pese al anuncio de octubre del presidente estadounidense, Donald Trump, sobre la retirada total de sus tropas de Siria, Washington pretende mantener parte de sus fuerzas en ese país con la mirada puesta en los campos petroleros.

LEER MÁS: EEUU roba descaradamente el crudo sirio para financiar a los terroristas

LEER MÁS: Fuerzas de EEUU permanecen en Siria para saquear su petróleo

Estados Unidos ocupa los campos petroleros sirios y saquea los ingresos de los sirios y el Consejo de Seguridad mantiene elocuente silencio”, ha denunciado Bashar al-Yafari, representante permanente sirio ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

 

A finales de octubre, el Departamento de Defensa de Estados Unidos (el Pentágono) anunció oficialmente el despliegue de unos 500 soldados norteamericanos en el este de Siria so pretexto de “proteger” los pozos de petróleo.

LEER MÁS: Fotos y Vídeo: Fuerzas de EEUU en campos petrolíferos de Siria

Al-Yafari, además, ha denunciado la última agresión de Turquía a Siria, con la luz verde de EE.UU., que provocó la muerte de decenas de civiles, el desplazamiento de cientos de miles de personas y la masiva huida de los terroristas.

El diplomático sirio insiste en que su país rechaza categóricamente cualquier intento de ocupación de parte de los países occidentales y regionales, y advierte que sufre ataques terroristas de organizaciones extremistas con múltiples nombres y lealtades.

El Gobierno del presidente sirio, Bashar al-Asad, repite que los territorios y los recursos naturales del país pertenecen a los sirios, y Damasco, por tanto, debe controlarlos.

myd/nii/

Comentarios