• El presidente de Rusia, Vladímir Putin (izda.), observa el lanzamiento del misil hipersónico Avangar, 26 de diciembre de 2018.
Publicada: martes, 9 de julio de 2019 21:20

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, anuncia el desarrollo de un misil especial que según afirma no tiene equivalente en ningún otro país.

“Seguro que ya han oído de hablar del Avangard, un sistema de misiles que no tiene análogos en el mundo”, ha declarado este martes el mandatario ruso.

En una reunión con los estudiantes de la Universidad Federal de los Urales, Putin ha indicado que el desarrollo de los armamentos de los sistemas de misiles hipersónicos Avangard se debe gracias a nuevos materiales.

Además, Putin ha enfatizando que nadie tiene esos armamentos y “podrían obtenerlos solo dentro de unos años”.

El presidente ruso ya presentó el sistema Avangard y otros nuevos armamentos durante su discurso anual ante la Asamblea Federal el 1 de marzo de 2018.

A su vez, el Ministerio de Defensa ruso realizó a finales de diciembre pasado un lanzamiento de prueba de un misil del sistema Avangard.

Seguro que ya han oído de hablar del Avangard, un sistema de misiles que no tiene análogos en el mundo”, ha declarado el presidente ruso, Vladimir Putin, en un discurso frente a los estudiantes de la Universidad Federal de los Urales.

 

¿Qué es el sistema Avangard y cuáles son sus características destacadas?

El sistema Avangard, según los informes, despegó desde la región de Oremburgo, en los Urales, y tras recorrer unos 6 000 kilómetros impactó contra el blanco designado en el polígono de Kurá, en la península de Kamchatka, este de Rusia.

De acuerdo con Kremlin, la ojiva es capaz de evadir las zonas de defensa antimisiles de cualquier adversario, y como resultado, el Avangard puede superar los sistemas de defensa antimisiles existentes y en desarrollo.

Por otra parte, una fuente anónima del sector de Defensa rusa expresó en marzo de 2018 que Avangard es un vehículo capaz de moverse por la atmósfera terrestre y puede alcanzar velocidades por encima de Mach-20, por ende, es tan rápido que si es lanzado desde Moscú llegaría a impactar en Washington (capital estadounidense) en quince minutos, y ningún sistema de defensa antiaérea de EE.UU. podría destruirlo para evitar su impacto por tratarse de un cohete hipersónico.

LEER MÁS: ¿Con qué armas Rusia podría hundir portaaviones de EEUU?

LEER MÁS: EEUU despliega satélites para rastrear misiles hipersónicos rusos

Esta arma es muy maniobrable y puede ser instalada prácticamente en cualquier misil balístico intercontinental (ICBM, por sus siglas en inglés) y se mueve dentro de una nube de plasma como un meteoro imposible de interceptar. Su temperatura durante el vuelo varía entre 1600 y 2000 grados Celsius.

nlr/lvs/hnb

Comentarios