• Un dron MQ-4C Triton de la Marina estadounidense, modelo desarrollado del Northrop Grumman RQ-4 Global Hawk.
Publicada: martes, 25 de junio de 2019 10:06
Actualizada: martes, 25 de junio de 2019 12:59

Rusia desmiente la versión estadounidense sobre el derribado dron de espía y asegura que la aeronave no tripulada sí violó el espacio aéreo de Irán.

La División Aeroespacial del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán derribó, la madrugada del jueves (hora local), una aeronave no tripulada (dron) de EE.UU. que sobrevolaba el espacio aéreo persa en la provincia meridional de Hormozgan, según confirmó el Centro Cartográfico Nacional del país persa.

El secretario del Consejo de Seguridad ruso, Nikolái Pátrushev, también ha asegurado este martes que el Ministerio ruso de Defensa tiene información que apunta a que la aeronave no tripulada en cuestión fue derribada cuando se hallaba en el espacio aéreo del país persa no en el espacio aéreo internacional, tal y como insiste en afirmar Washington.

“Tengo información del Ministerio de Defensa de la Federación Rusa de que el dron se encontraba en el espacio aéreo iraní”, ha declarado Pátrushev a la prensa en Al-Quds (Jerusalén).

LEER MÁS: “Dron derribado de EEUU se hallaba en el espacio aéreo de Irán”

LEER MÁS: Mapa indica la zona donde Irán derribó un dron espía de EEUU

Tengo información del Ministerio de Defensa de la Federación Rusa de que el dron se encontraba en el espacio aéreo iraní”, ha declarado el secretario del Consejo de Seguridad ruso, Nikolái Pátrushev, sobre la ubicación del Global Hawk estadounidense derribado por las fuerzas iraníes tras violar el espacio aéreo del país persa.

 

Rusia tilda de “poco profesionales” las acusaciones de EEUU sobre Irán por el incidente naval

Pátrushev ha tildado, en otro momento de sus declaraciones, de “poco profesionales” y “de mala calidad” las imputaciones formuladas por la Casa Blanca contra Irán para intentar vincular a Teherán con los incidentes acaecidos en el mar de Omán casi una semana antes del derribo del dron espía estadounidense.

Al respecto, el alto funcionario ruso de Seguridad ha hecho notar que un hipotético ataque con un torpedo o un acto de sabotaje provocarían “daños bien diferentes” a los ya ocasionados en los buques cisterna Front Altair y Kokuka Courageous, con pabellón de las Islas Marshall y de Panamá, respectivamente.

“Necesitamos llevar a cabo una investigación pertinente para averiguar lo que ocurrió verdaderamente, en lugar de culpar simplemente a los demás”, ha matizado Pátrushev sobre el incidente naval, en el que se detecta la firma de EE.UU. y sus aliados regionales, conforme a distintos informes.

De igual modo, ha considerado “inaceptables” los intentos de EE.UU. por presentar a Irán como “una supuesta amenaza” en la región del oeste de Asia, colocándole al mismo nivel que a los grupos terroristas como el EIIL (Daesh, en árabe).

LEER MÁS: Rusia pide que no se culpe a Irán del incidente del mar de Omán

LEER MÁS: ‘Israel, Arabia Saudí y EEUU, detrás de ataque a buques petroleros’

Irán se ha convertido en blanco de la retórica belicista de EE.UU., que, al parecer, busca una nueva aventura militar para demostrar que aún sigue siendo el líder del mundo, un anhelo que parece poco probable por la existencia de potencias emergentes como Rusia, China y la propia República Islámica de Irán.

Distintos analistas coinciden en que Teherán no puede esperar mucho de Europa ante las agresiones de EE.UU., dado que, “como mucho, pondrá en un mismo nivel al agresor y al agredido”, pero sí puede esperar algo más de otras potencias como China y Rusia, que han expresado un apoyo incondicional a Irán y han padecido medidas de parecida hostilidad de manos de Washington.

ask/anz/mnz/rba

Comentarios