• Restos del dron estadounidense RQ-4 Global Hawk derribado por Irán tras violar el espacio aéreo persa.
Publicada: sábado, 22 de junio de 2019 1:59
Actualizada: sábado, 22 de junio de 2019 2:44

El Centro Cartográfico Nacional de Irán confirma que el dron espía de Estados Unidos fue derribado cuando se encontraba en el espacio aéreo del país persa.

“Conforme a los datos recibidos y los estudios realizados por los expertos del Centro Cartográfico Nacional de Irán, el dron estadounidense fue derribado a 8 millas de la costa de la República Islámica de Irán en la provincia (sureña) de Hormozgan”, ha declarado el ente iraní.

En un comunicado emitido este viernes, el aludido ente ha detallado que el avión no tripulado (dron) de EE.UU., modelo RQ-4 Global Hawk, fue objetivo de un misil tierra-aire del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán en las coordenadas 25°59'43"N 57°02'25"E en la región de Koohe Mobarak.

El dron estadounidense definitivamente se encontraba en las aguas de Irán y “no hay ninguna duda a este respecto”, ha insistido.

Conforme a los datos recibidos y los estudios realizados por los expertos del Centro Cartográfico Nacional de Irán, el dron estadounidense fue derribado a 8 millas de la costa de la República Islámica de Irán en la provincia (sureña) de Hormozgan”, dice el Centro Cartográfico Nacional de Irán.

 

La División Aeroespacial del CGRI de Irán derribó, en la madrugada del jueves (hora local), un dron espía agresor de EE.UU., que sobrevoló el espacio aéreo iraní en la provincia meridional de Hormozgan.

Poco después del incidente, EE.UU. confirmó que su dron había sido derribado por un misil de las fuerzas antiaéreas iraníes, no obstante, indicó que la aeronave teledirigida se hallaba en el espacio aéreo internacional sobre el estrecho de Ormuz, una afirmación rechazada, de forma categórica, por las autoridades persas. 

LEER MÁS: Irán derribó dron espía de EEUU por cruzar “línea roja” del país

LEER MÁS: Irán: Tenemos trozos del dron de EEUU derribado en aguas persas

La violación del espacio aéreo iraní por el dron estadounidense tuvo lugar en momentos de alta tensión en el Golfo Pérsico. Desde su salida unilateral del acuerdo nuclear de 2015 entre Teherán y el Grupo 5+1 —entonces formado por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania—, Washington ha venido aumentando la presión sobre Irán, imponiéndole diversos embargos, al mismo tiempo que incrementa su presencia militar en la región de Oriente Medio.

Las autoridades persas han restado importancia en diversas ocasiones a la retórica belicista estadounidense, que consideran parte de una “guerra psicológica”, sin embargo, hacen hincapié en que sus militares están listos para dar una “respuesta contundente en un tiempo récord” a cualquier posible agresión militar extranjera.

LEER MÁS: “Despliegue de portaviones de EEUU es una guerra psicológica”

fmk/ctl/mkh

Comentarios