• La sede de la Cancillería rusa en Moscú, capital de Rusia.
Publicada: sábado, 16 de marzo de 2019 11:26
Actualizada: sábado, 16 de marzo de 2019 19:15

Rusia pide a EE.UU. que atienda sus propias violaciones de derechos humanos en lugar de interferir en los asuntos internos de otros países.

Estados Unidos publicó el miércoles su informe anual sobre la situación de derechos humanos en el mundo en el que critica el proceder de diversos países, a saber: China, Rusia, Venezuela, Cuba e Irán en este ámbito, empero, no hace alusión alguna al suyo.

En reacción, la Cancillería de Rusia denunció que el propio EE.UU. sufre de problemas como el racismo, la discriminación contra los migrantes, la xenofobia y el aumento de las organizaciones extremistas, así como las restricciones a los derechos y libertades civiles bajo el pretexto de combatir el terrorismo.

En un comunicado emitido el viernes, el Ministerio ruso de Exteriores señaló que el reporte de Washington demuestra una vez más la actitud condescendiente de EE.UU. y su total desprecio por las nociones de soberanía y no injerencia en los asuntos internos de otros Estados, que, de hecho, son principios fundamentales de la Carta de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

 

Por otro lado, Rusia condenó el doble estándar de Estados Unidos en relación con los derechos humanos, afirmando que la posición de Washington al respecto solo se basa en alcanzar sus objetivos.

La Cancillería rusa rechazó, además, las acusaciones “sin fundamento” de EE.UU. contra Rusia, y subrayó que tales hostilidades de Washington se enmarcan dentro del enfoque antirruso de la Casa Blanca.

EE.UU. habla de los derechos humanos mientras se plantean amplias críticas en su contra respecto a los inmigrantes, minorías y las injerencias militares en varias partes del mundo, así demuestra su política de doble rasero.

fmk/ktg/krd/hnb

Comentarios