• La imagen satelital del una planta de la corporación militar estadounidense Raytheon.
Publicada: sábado, 2 de febrero de 2019 19:08

Rusia revela que Estados Unidos ya 2017 comenzó el desarrollo de misiles de corto y medio alcance, prohibidos por el tratado de misiles INF.

El Ministerio de Defensa de Rusia ha revelado la imagen satélite de una planta de la compañía militar estadounidense Raytheon, donde, según afirma, “comenzaron en 2017 los preparativos para fabricar misiles prohibidos por el tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF, por sus siglas en inglés).

“Se inició el programa de ampliación y modernización de las capacidades productivas con el fin de crear misiles de corto y medio alcance, prohibidos por el Tratado INF”, se lee en un comunicado emitido este sábado por la Cartera rusa.

La imagen —tomada por un satélite el 3 de diciembre de 2018— muestra una planta cuya área, según Moscú, aumentó en un 44 %, de 55 000 a 79 000 metros cuadrados, y el número de empleados de la empresa creció en casi 2000 personas. 

Se inició el programa de ampliación y modernización de las capacidades productivas con el fin de crear misiles de corto y medio alcance, prohibidos por el Tratado INF”, dice el Ministerio de Defensa de Rusia sobre una planta de la compañía militar estadounidense Raytheon.

 

Por otro lado, el comunicado pone de manifiesto que en noviembre de 2017 el Congreso de EE.UU. asignó 58 millones de dólares al Departamento estadounidense de Defensa (el Pentágono) “destacando claramente” que este dinero iba destinado al “desarrollo de un misil terrestre de alcance medio”.

Por ello, el Ministerio ruso de Defensa insiste en que Washington decidió salir del Tratado INF varios años antes de acusar a Rusia de su incumplimiento, según recoge la agencia estatal rusa de noticias TASS.

“Se demuestra así de manera irrefutable que la Administración de Estados Unidos decidió retirarse del Tratado INF unos años antes de que comenzara a hacer públicas acusaciones infundadas contra Rusia de violarlo”, agrega.

El viernes, EE.UU. anunció que en seis meses se retirará del referido tratado, suscrito en 1987 entre la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y Washington tras acusar a Moscú de violar los términos del mismo. 

Como respuesta a la salida de EE.UU., Rusia ha anunciado este mismo sábado que Moscú suspenderá su participación en el tratado INF, e iniciará el desarrollo de un nuevo misil supersónico de medio alcance.

fmk/alg/nii/

Comentarios