• El ministro iraní de Asuntos Exteriores, Mohamad Yavad Zarif. (Foto: Tasnim)
Publicada: miércoles, 9 de septiembre de 2020 15:43

El canciller iraní refuta y tacha de “hipócrita” el alegato del presidente francés que vinculó la blasfemia al Profeta del Islam a la libertad de expresión.

El presidente francés, Emmanuel Macron, se negó a condenar la publicación de la revista satírica gala Charlie Hebdo de insultantes caricaturas del Profeta del Islam, el Hazrat Mohamad (la paz sea con él), y se limitó a considerar que esa difusión blasfema estaba acorde con la libertad de expresión.

“¿Libertad de expresión? ¿O hipocresía institucionalizada?”, ha cuestionado este miércoles el ministro iraní de Asuntos Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, en reacción a las declaraciones de Macron.

En un mensaje difundido en su cuenta en la red social Twitter, Zarif ha advertido que la “difamación estereotipada” y la profanación del Profeta del Islam y el Corán incitan a la violencia y el odio hacia 1800 millones de musulmanes.

 

El canciller iraní remarca también que publicaciones de ese tipo buscan politizar los acontecimientos de la historia contemporánea para sacar provecho político, y ha pedido el fin de estas acciones “repugnantes”. “Ya basta”, ha agregado.

El Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, condenó el martes la medida blasfema de la revista gala —famosa por sus caricaturas profanas contra diversas religiones, en particular el Islam—, y tachó de “erróneo y demagógico” la falta de condena de las autoridades francesas a la insultante publicación, bajo la excusa de la libertad de expresión.

Por su parte, el Comité de los Derechos Humanos del Poder Judicial de Irán ha alertado que la profanación al Profeta Mohamad (P) “incita al odio”. Además, recuerda que dicha medida blasfema constituye un delito conforme al Artículo 32 de la ley de libertad de prensa en la Constitución francesa.

fmk/ncl/rba/hnb