• Tropas saudíes matan a chiíes en Al-Qatif en pleno mes del Ramadán
Publicada: sábado, 11 de mayo de 2019 17:33
Actualizada: domingo, 12 de mayo de 2019 1:56

En pleno Ramadán, fuerzas saudíes atacan distintos puntos de la provincia Oriental de mayoría chií, aterrorizan a sus habitantes y asesinan a dos personas.

Fuentes locales han confirmado este sábado que las autoridades saudíes siguen aplicando una política “diabólica” y “vengativa” contra los chiíes en la localidad de Al-Qatif (este de Arabia Saudí). Esta vez, las fuerzas ha asediado la aldea de Sanabes, en la Isla Tarut, desplegando muchos vehículos blindados en pleno mes del Ramadán, mes de ayuno para los musulmanes.

Los uniformados saudíes, conforme con las fuentes, han disparado “balas reales de manera arbitraria” para atemorizar a los lugareños, mujeres y niños incluidos, profanando completamente “la sanidad” de Ramadán. También han registrado varias viviendas en busca de uno de los opositores de la monarquía que residía en la zona.

La nueva operación antichií de Riad, iniciada hoy por la mañana, ha dejado varios muertos, dos confirmados hasta ahora, según fuentes locales.

Las fuerzas saudíes, asimismo, ha levantado puestos de control en diferentes partes de Tarut, y cerrado las carretas que conducían a Al-Qatif.

Otras zonas de la provincia Oriental han sido también blanco de ataques militares. Fuentes locales dicen que han escuchado constantes disparos, incluida una granada propulsada por cohete (RPG).

Riad tiene a sus espaldas un largo historial de violación de los derechos humanos. Expertos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) aseguran, de hecho, que Arabia Saudí usa sus leyes contra el terrorismo para acallar a los disidentes, sean chiíes o no.

El caso más reciente es el horrendo asesinato del periodista Jamal Khashoggi en el consulado saudí en Turquía, solo por criticar las políticas de la monarquía. La cúpula del poder en Arabia Saudí, como era de imaginar, ha salido impune, pese a las evidencias de que el príncipe saudí, Muhamad bin Salman, estuvo involucrado en el homicidio cometido el pasado 2 de octubre.

Las violaciones de este reino, sin embargo, no han pasado desapercibidas, pues distintos países y organizaciones pro derechos humanos como Amnistía Internacional (AI), han condenado la crítica situación de DD.HH. en el reino.

La Comisión de Estados Unidos para la Libertad Religiosa Internacional (USCIRF, por sus siglas en inglés), asimismo, considera a la monarquía saudí “un país que suscita especial preocupación” por sus violaciones de la libertad religiosa, incluida la discriminación que ejerce contra la minoría musulmana chií, los no musulmanes, las mujeres y los presos de conciencia.

ask/rba/nii/

Comentarios