• Irán: 25 millones de personas participaron en funeral de Soleimani
Publicada: miércoles, 15 de enero de 2020 7:28
Actualizada: miércoles, 15 de enero de 2020 10:32

El Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán anuncia la participación millonaria de iraníes en el funeral del general Soleimani.

EE.UU. asesinó la madrugada del 3 de enero al comandante de la Fuerza Quds del CGRI, el teniente general Qasem Soleimani, y al subcomandante de las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), Abu Mahdi al-Muhandis, en un bombardeo contra los coches en los que viajaban cerca del Aeropuerto Internacional de Bagdad, capital iraquí.

Cuando trasladaron dos días después su cadáver a Irán, se organizó funerales en cinco ciudades, que duraron tres días, a los que acudieron 25 millones de personas, afirmó el martes el portavoz del CGRI, el general Ramezan Sharif.    

Cuando llevaron al país su cadáver, 25 millones de personas participaron en su funeral en cinco ciudades, es decir Ahvaz (sur), Mashad (noreste), Teherán (capital), Qom y Kerman (sureste)” su ciudad natal, remarcó Sharif.

Aunque solo 25 millones de iraníes participaron en el funeral del alto estratega iraní, toda la nación, es decir 80 millones de iraníes estaban de luto por el triste suceso, de acuerdo con el alto mando castrense persa.

 

Semejante participación, de hecho, envió “un claro mensaje a los estadounidenses”. Sharif hizo notar que los iraníes piden, por unanimidad, hacer frente a EE.UU. “Todos nos piden actuar como Qasem Soleimani e infligir derrotas a EE.UU. en todos los ámbitos (…) Con la ayuda de Dios, lo haremos fuertemente”, matizó.

Al respecto, Sharif pronosticó para la región, un futuro libre de la presencia de EE.UU. que terminará en la eliminación del régimen israelí y en la restauración del Estado de Palestina.

El teniente general Soleimani era “una piedra en el zapato” de EE.UU. y sus aliados por haber contribuido, en gran medida, a la erradicación del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en Irak y Siria, entre otros complots que habían urdido para la región, rica en reservas naturales, entre ellas el petróleo. 

Por esta razón, EE.UU. se encargó en persona de la eliminación del alto comandante iraní y asumió, con gran orgullo, su asesinato.

ask/ktg/mkh

Comentarios