• El portavoz de la Cancillería de Irán, Bahram Qasemi.
Publicada: martes, 3 de julio de 2018 16:22
Actualizada: viernes, 6 de julio de 2018 3:22

La Cancillería de Irán advierte de un nuevo escenario del grupo terrorista Muyahidín Jalq para arruinar la posición del país persa entre los europeos.

“El grupo terrorista Muyahidín Jalq (MKO, por sus siglas en inglés), tras fracasar a la hora de granjearse el respaldo político para materializar sus objetivos inhumanos y antiraníes (…), busca crear un escenario para arruinar la posición de Irán ante la opinión pública de Europa”, ha denunciado este martes el portavoz de la Cancillería iraní, Bahram Qasemi.

Con lo de “escenario”, el diplomático persa ha aludido a la “siniestra operación bajo falsa bandera” —señalada el lunes por el canciller persa, Mohamad Yavad Zarif— de los miembros del grupo terrorista MKO para atribuir a Irán un supuesto intento de atentado contra una concentración del referido grupo terrorista en París (capital de Francia).

Desarrollando su postura, el destacado funcionario iraní de Exteriores ha llamado, asimismo, la atención sobre la coincidencia de dicho escenario con la visita del presidente persa, Hasan Rohani, a Suiza y Austria.

El grupo terrorista Muyahidín Jalq (MKO, por sus siglas en inglés), tras fracasar a la hora de granjearse el respaldo político para materializar sus objetivos inhumanos y antiraníes (…), busca crear un escenario para arruinar la posición de Irán ante la opinión pública de Europa”, denuncia el portavoz de la Cancillería iraní, Bahram Qasemi.

 

Qasemi ha rechazado, en concreto, las acusaciones “infundadas” sobre la supuesta implicación de un diplomático iraní —que trabaja en la embajada de la República Islámica en Viena (capital de Austria)— en el frustrado atentado contra la reunión del MKO.

Bajo dichas acusaciones, el referido diplomático persa fue detenido mientras se encontraba en el estado alemán de Baviera. Austria le ha pedido a Teherán que levante la inmunidad de su diplomático. En total cinco personas han sido detenidas por el caso, dos de ellas en Bélgica, las cuales, conforme a Qasemi, son miembros del MKO.

“Según la información disponible, los detenidos en Bélgica se consideran miembros de la referida organización terrorista y las autoridades de Irán están dispuestas a proporcionar la documentación necesaria para contribuir al esclarecimiento de las dimensiones reales de este escenario prefabricado”, ha hecho saber.

Como se ha anunciado una y otra vez, ha dicho Qasemi al final de sus declaraciones, Irán condena todo tipo de violencia y terrorismo, de la especie que sea y en cualquier lugar del mundo.

Si bien sobre el MKO pesa la responsabilidad de la muerte de miles de ciudadanos y funcionarios iraníes, Francia autoriza a los terroristas de este grupo a celebrar cumbres en su territorio. Las autoridades persas han refutado firmemente la decisión de París, asegurando que Muyahidín Jalq es “más criminal que la banda takfirí EIIL (Daesh, en árabe)”.

tqi/anz/aaf/rba

Commentarios